santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
EVENTOS PARROQUIALES
 
CIBERNAUTAS DE CRISTO
 
 

Nacimiento
16 de Diciembre de 2019

EVENTOS REALIZADOS
 

En estas fiestas decembrinas, la Iglesia de Río Chico ha procurado seguir una de las tradiciones más importantes de esta época, como lo es la elaboración de un nacimiento dentro del santuario. Este año, para mayor vistosidad, se hicieron dos pesebres, uno que ocupa el ala izquierda del santuario, al lado del altar mayor; el otro está debajo de mesón del altar.

Nacimientos, belenes, pesebres o portales es la representación figurativa del nacimiento de Jesús, que se expone durante las fiestas de Navidad en hogares, iglesias, comercios, etc. Según la leyenda, la primera celebración en la que se instaló un pesebre fue en la Nochebuena de 1223, realizado por san Francisco de Asís, en una cueva próxima a la ermita de Greccio-Italia.

NAVIDAD 2019
 Nacimiento

Fotos del Evento:
Cortesía de Jesús Blanco (Junior),
y Ainak González.

Ofrecidas por nuestro hermano Horacio González.

Nacimiento colocado
debajo del mesón del altar

Foto Nacimiento
En nuestra parroquia,
los diferentes grupos de apostolado hicieron un sencillo
pero bonito Nacimiento dentro del santuario.

Foto Nacimiento
Nacimiento realizado en el santuario.

“En las casas de los cristianos,
durante el tiempo de Adviento, se prepara el pesebre,
según la tradición inaugurada por San Francisco de Asís.
En su simplicidad, el pesebre transmite la esperanza”.
Papa Francisco.

Foto Nacimiento
Los tres Reyes Magos.
Melchor, Gaspar y Baltazar.

Unos magos del Oriente:
“Vimos una estrella en el Oriente y vinimos a adorarle”.
De pronto, la estrella que habían visto en Oriente,
avanzó delante de ellos hasta detenerse donde estaba el niño.
Al ver la estrella se llenaron de alegría.
Entraron en la casa, vieron al niño con su madre, María,
y postrándose le adoraron; abrieron sus tesoros
y le ofrecieron como regalos: oro, incienso y mirra.
Mateo 2,1-2; 9-11.

Foto Nacimiento
El Nacimiento es considerado un símbolo muy valioso de la Navidad,
debido a que es la representación más cercana del nacimiento del Niño Jesús.

Foto Nacimiento
Ovejas:
Significan obediencia y docilidad, inspiran confianza.

Foto Nacimiento
Nacimiento realizado en el santuario.

Nacimiento colocado
al lado del altar mayor

Foto Nacimiento
Nacimiento realizado en el santuario.

La época navideña trae consigo la elaboración
del tradicional Nacimiento en el Santuario de Río Chico;
los cuales, siempre se han realizado con mucha creatividad y
esmero a la luz de lo que el Espíritu de Dios inspire
en los que lo construyen.

Foto Nacimiento
Nacimiento realizado en el santuario.

“En primer lugar,
nos fijamos en el lugar en el que nace Jesús: Belén.
Una pequeña aldea de Judea donde mil años antes había nacido David,
el pastor elegido por Dios para ser Rey de Israel”.
Papa Francisco.

Foto Nacimiento
Los pastores que cuidan sus ovejas
fueron testigos del gran acontecimiento.

“En el pesebre también están los pastores,
que representan a los humildes y a los pobres que esperaban al Mesías,
y en Él, al consuelo de Israel, a la redención de Jerusalén.
En aquel Niño encuentran la realización de esa promesa,
y confían en que la salvación de Dios llegue finalmente
a cada uno de ellos”.
Papa Francisco.

Foto Nacimiento
Jesús nació en Belén de Judea,
en tiempo del rey Herodes.
Mateo 2,1.

Foto Nacimiento
Nacimiento realizado en el santuario.

Foto Nacimiento
Los pastores que cuidan sus ovejas
fueron testigos del gran acontecimiento.

Foto Nacimiento
Los tres Reyes Magos.
Melchor, Gaspar y Baltazar.

Foto Nacimiento
Nacimiento realizado en el santuario.

Aquellos que creemos en el misterio
del Niño nacido en el pesebre les deseamos una
Feliz Navidad

Queremos que el gozo del Nacimiento
inunde los pueblos de Barlovento
y les de paz.

En aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que se realizara un censo en todo el mundo. Este primer censo tuvo lugar cuando Quirino gobernaba la Siria. Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen.

José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y se dirigió a Belén de Judea, la ciudad de David, para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada. Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz a su Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el albergue.

En esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebaños durante la noche. De pronto, se les apareció el ángel del Señor y la gloria del Señor los envolvió con su luz. Ellos sintieron un gran temor, pero el ángel les dijo: «No teman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo: Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Y esto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales y acostado en un pesebre».

Y junto con el ángel, apareció de pronto una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra, paz a los hombres amados por él!».

Después que los ángeles volvieron al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado».

Fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que habían oído decir sobre este niño, y cuantos los oían se maravillaban de lo que les decían los pastores. Mientras tanto, María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón. Y los pastores volvieron, alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto y oído, conforme al anuncio que habían recibido.

 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org