santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
EVENTOS PARROQUIALES
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

Celebración Eucarística
02 de Febrero de 2016

EVENTOS REALIZADOS

Con la participación de las cofradías y grupos de apostolado de la Iglesia de Tacarigua de la Laguna, se realizó este día la Eucaristía en honor a la Virgen de la Candelaria, Patrona de los pescadores de la comunidad. El párroco Beltrán Sánchez fue el encargado de presidir los actos litúrgicos de la celebración religiosa. Como es tradición en la iglesia tacarigüeña, se bendijeron las candelas (velas) y se realizó la Misa.

Foto Celebración Eucarística

FIESTA EN HONOR
A LA CANDELARIA
 Celebración Eucarística

Cuando se cumplieron los días de la purificación prescrita por la ley de Moisés, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, como prescribe la ley del Señor: Todo primogénito varón será consagrado al Señor. Ofrecieron también en sacrificio, como dice la ley del Señor, un par de tórtolas o dos pichones. Había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, varón justo y piadoso, que aguardaba el consuelo de Israel. El Espíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías enviado por el Señor. Vino, pues, al templo, movido por el Espíritu, y cuando sus padres entraban con el Niño Jesús para cumplir lo que mandaba la ley, Simeón lo tomó en sus brazos y bendijo a Dios diciendo: Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar que tu siervo muera en paz. Mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos, como luz para iluminar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel. Su padre y su madre estaban admirados de las cosas que se decían de él. Simeón los bendijo y dijo a María, su madre: Mira, este niño hará que muchos caigan o se levanten en Israel. Será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón; así quedarán al descubierto las intenciones de muchos. Había también una profetisa, Ana, hija de Penuel, de la tribu de Aser, que era ya muy anciana. Había estado casada siete años, siendo aún muy joven, y después había permanecido viuda hasta los ochenta y cuatro años. No se apartaba del templo dando culto al Señor día y noche con ayunos y oraciones. Se presentó en aquel momento y se puso a dar gracias a Dios y a hablar del niño a todos los que esperaban la liberación de Israel. Cuando cumplieron todas las cosas prescritas por la ley del Señor, regresaron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño crecía y se fortalecía llenándose de sabiduría, y contaba con la gracia de Dios.
(Lucas 2,22-40).

Fotos del Evento:
Cortesía de Ainak González.
Ofrecidas por nuestro hermano Horacio González.

Foto Celebración Eucarística
Fiesta de la Presentación del Niño Jesús en el templo.

De acuerdo a la ley de Moisés,
cuando una madre daba a luz a un niño,
era considerada impura por siete días; además,
debía permanecer durante treinta y tres días,
en purificación de sangre.

Cuarenta días después del Nacimiento de Jesús,
la Virgen María cumplió con esta ley.
Presentó al Niño Jesús al templo.

“Te pertenecerá el primogénito de cualquier ser viviente,
sea de hombre o de animal, ofrecido a Yahvé.
Tú harás solamente el rescate del primogénito de hombre,
así como del primerizo de un animal impuro”
(Números 18,15).

Foto Celebración Eucarística
Procesión al altar.

Fiesta de la Presentación

Es una fiesta antiquísima,
que se celebraba ya en los primeros siglos de la Iglesia.

Foto Celebración Eucarística
Celebración eucarística en la capilla “Ntra. Sra. del Carmen”,
oficiada por el párroco de Río Chico, Beltrán Sánchez.

Foto Celebración Eucarística
Feligresía de Tacarigua de la Laguna
reunida en la capilla “Ntra. Sra. del Carmen”.

Fiesta de la Presentación

Se celebra el día 2 de febrero
por ser cuarenta días después del nacimiento de Cristo,
el plazo que marcaba la ley de Moisés para la purificación
de las mujeres que habían dado a luz (Lv 12,1-8),
ocasión que la Sagrada Familia aprovechó
para cumplir otro precepto: la presentación
de los primogénitos en el templo.

Foto Celebración Eucarística
Aspersión con agua bendita.

Foto Celebración Eucarística
Aspersión con agua bendita.

Fiesta de la Presentación

Tradicionalmente
(desde que así lo instauró el Papa Sergio I, en el siglo VII),
en la fiesta de hoy se bendicen las candelas de los fieles,
generalmente fuera de la iglesia o a la entrada de la misma.
Después, el sacerdote y los fieles se dirigen en procesión
hasta el altar y se celebra la Misa.

Las velas simbolizan la luz de Cristo que,
como dijo Simeón, es “luz para alumbrar
a las naciones y gloria de Israel”.

Foto Celebración Eucarística
Celebración eucarística en la capilla “Ntra. Sra. del Carmen”,
oficiada por el párroco de Río Chico, Beltrán Sánchez.

Oremos

¡Oh, Dios!
fuente y origen de toda luz,
que has mostrado hoy a Cristo,
luz de las naciones, al justo Simeón;
dígnate santificar con tu + bendición estos cirios;
acepta los deseos de tu pueblo que,
llevándolos encendidos en las manos,
se ha reunido para cantar tus alabanzas,
y concédenos caminar por la senda del bien,
para que podamos llegar a la luz eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

Foto Celebración Eucarística
Un grupo de niños de la comunidad de Tacarigua de la Laguna,
le cantan a la Virgen de la Candelaria en esta celebración eucarística.

Foto Celebración Eucarística
Primera Lectura.
Feligrés de Tacarigua de la Laguna.

Foto Celebración Eucarística
Salmo Responsorial.
Guillermo Pacheco.
Ministerio de Lectura.

Foto Celebración Eucarística
Lectura del evangelio,
realizada por el sacerdote Beltrán Sánchez.

Foto Celebración Eucarística
Homilía.
Pronunciada por el sacerdote Beltrán Sánchez.

Foto Celebración Eucarística
Oración de los Fieles.
Ramón Bianchi.

Foto Celebración Eucarística
Plegaria Eucarística.
Ofrecida a Dios por el párroco Beltrán Sánchez.

Foto Celebración Eucarística
Plegaria Eucarística.
Ofrecida a Dios por el párroco Beltrán Sánchez.

En nombre de los pescadores de Tacarigua de la Laguna,
le dedicamos una canción al más grade de los pescadores

Letra: Pescador de Hombres.

Tú, has venido a la orilla,
no has buscado ni a sabios ni a ricos.
Tan solo quieres que yo te siga.

CORO

Señor, me has mirado a los ojos,
sonriendo, has dicho mi nombre.
En la arena he dejado mi barca;
junto a Ti buscaré otro mar.

Tú, sabes bien lo que tengo,
en mi barca no hay oro ni espadas,
tan solo redes y mi trabajo.

CORO

Tú, necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse,
amor que quiera seguir amando.

CORO

Tú, pescador de otros mares,
ansia eterna de almas que esperan.
Amigo bueno que así te llaman.

CORO

Sacerdote español Cesáreo Gabarain, 1979

Foto Celebración Eucarística
Oración del Señor.

Foto Celebración Eucarística
Abrazo de Paz.

Foto Celebración Eucarística
Abrazo de Paz.

Foto Celebración Eucarística
Plegaria Eucarística.
Ofrecida a Dios por el párroco Beltrán Sánchez.

Foto Celebración Eucarística
Plegaria Eucarística.
Ofrecida a Dios por el párroco Beltrán Sánchez.

Foto Celebración Eucarística
Instancia de la Comunión.

Oración después de la Comunión

Por estos sacramentos
que hemos recibido, llénanos de tu gracia, Señor,
tú que has colmado plenamente la esperanza de Simeón;
y así como a él no le dejaste morir sin haber tenido
en sus brazos a Cristo, concédenos a nosotros,
que caminamos al encuentro del Señor,
merecer el premio de la vida eterna.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Foto Celebración Eucarística
Un grupo de niños de la comunidad de Tacarigua de la Laguna,
le cantan a la Virgen de la Candelaria en esta celebración eucarística.

Foto Celebración Eucarística
Bendición y despedida del párroco Beltrán Sánchez.

Foto Celebración Eucarística
Virgen de la Candelaria.

S.S. Pablo VI señalaba que,
en la fiesta de la Presentación, hay tres virtudes
evangélicas principales que podemos contemplar:

“LA POBREZA:
María y José se ven obligados por su situación
económica a hacer a Dios la ofrenda de los pobres.

LA PUREZA:
Virgen la Madre de Jesús; virgen su esposo José;
la anciana Ana, elogiada por su casta viudedad.

LA OBEDIENCIA:
María y José obedecen la ley; Simeón y Ana
son dóciles a la moción del Espíritu”.

 
Enlaces Relacionados
       Temas Especiales de Interés:
       Eventos Parroquiales:
       Informaciones Parroquiales:
 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org