santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
EVENTOS PARROQUIALES
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

Eucaristía en Memoria de
Fray Santiago García, O.P.
24 de Enero de 2016

EVENTOS REALIZADOS

El Jubileo Extraordinario de la Misericordia es el escenario propicio para recordar a un gran sacerdote Dominico, que consagró su vida religiosa a proclamar la Misericordia Divina. Fray Santiago García siempre dio testimonio alegre y convincente de que hay un Dios que todo lo perdona. El padre Santiago siempre se acercaba a los que necesitaban escuchar una palabra de aliento sin distinción de las fallas que pudiera tener esa persona. Hoy, a 5 años de su partida, recordamos su vida entre nosotros.

Foto Eucaristía por Fray Santiago García, O.P.

La misericordia es un atributo propio de Dios en virtud del cual perdona los pecados y miserias de sus criaturas. En Cristo es su rasgo esencial como Pastor. Él mismo fue ya el primer testigo de la misericordia de Dios con sus enseñanzas, con sus actitudes y con su vida, lo mismo que han de ser sus sacerdotes.

“Tanto amó Dios al mundo que le dio a su Hijo Unigénito” (Jn 3,16); “Dios, rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, estando muertos por nuestros delitos nos vivificó juntamente con Cristo; hemos sido salvados gratuitamente” (Ef 2,4ss.).

“El sacerdote, ministro del sacramento de la Reconciliación, debe considerar siempre como tarea suya hacer que en sus palabras y en el modo de tratar al penitente se refleje el amor misericordioso de Dios”. Benedicto XVI en marzo de 2007.

El sacerdote es testigo privilegiado de la misericordia divina, de ese corazón de Cristo lleno de amor que se compadece de las miserias humanas, tanto en la vida y en el trato diario con sus fieles como en su ministerio, de reconciliar a los hombres con Dios por medio del sacramento del perdón. De ahí que el sacerdote, por medio de su vida y su ministerio, está siendo testigo de este amor misericordioso de Dios, de este Dios que acoge, que perdona, que se compadece de nosotros y que salva.

Necesitamos sacerdotes así, que vivan en su propia persona este amor misericordioso y que sepan contagiarlo a los demás, que sean verdaderos testigos de la misericordia de Dios con nosotros.
(Fuente: Internet, Diócesis de Osma-Soria, www.osma-soria.org, 24/01/2016).

Fotos del Evento:

En el Año de la Misericordia
recordamos al Sacerdote por
La Misericordia de Dios

Foto Eucaristía por Fray Santiago García, O.P.
R.P. Fray Santiago García Martín, O.P.

Oración a la Virgen de las Mercedes
por el padre Santiago García

Haced, oh Virgen de las Mercedes,
que el alma de vuestro siervo: Santiago García,
que ha pasado de este mundo al otro,
por medio de esta santa Misa
consiga el descanso eterno.
Amén.

Foto Eucaristía por Fray Santiago García, O.P.
Celebración de la Eucaristía oficiada por el párroco Beltrán Sánchez.

Oración a nuestro señor Jesucristo
por el padre Santiago García

¡Oh, Jesús,
único consuelo en las horas eternas del dolor,
único consuelo sostén en el vacío inmenso
que la muerte causa entre los seres queridos!

Tú, Señor,
a quien los cielos, la tierra y los hombres
vieron llorar en días tristísimos.

Tú, Señor,
que has llorado a impulsos del más tierno de los cariños
sobre el sepulcro de un amigo predilecto.

Tú ¡oh, Jesús!
Que te compadeciste del luto de un hogar deshecho
y de corazones que en él gemían sin consuelo.

Tú, Padre amantísimo,
compadécete también de nuestras lágrimas.

¡Míralas, Señor,
como sangre del alma dolorida,
por la pérdida de aquel que fue deudo queridísimo,
amigo fiel, cristiano fervoroso!

¡Míralas, Señor,
como tributo sentido que te ofrecemos por su alma,
para que la purifiques en tu sangre preciosísima
y la lleves cuanto antes al cielo,
si aún no te goza en él!

¡Míralas, Señor,
para que nos des fortaleza, paciencia,
conformidad con tu divino querer en esta
tremenda prueba que tortura el alma!

¡Míralas, oh dulce, oh piadosísimo, Jesús!
y por ellas concédenos que los que aquí en la tierra
hemos vivido atados con los fortísimos lazos de cariño,
y ahora lloramos la ausencia momentánea del ser querido,
nos reunamos de nuevo junto a Ti en el cielo,
para vivir eternamente unidos en tu Corazón.
Amén.

Foto Eucaristía por Fray Santiago García, O.P.
Homilía.
Párroco Beltrán Sánchez.

Foto Eucaristía por Fray Santiago García, O.P.
Plegaria Eucarística.
Ofrecida a Dios por el párroco Beltrán Sánchez.

Foto Eucaristía por Fray Santiago García, O.P.
El cuerpo de Fray Santiago García
en capilla ardiente durante su Misa Exequial.
Templo del Sagrado Corazón de Jesús.
La Hoyada - Caracas.
26 de enero de 2011.

Cuadro de Jesús de la Misericordia acompaña los restos mortales del
“Sacerdote por la Misericordia de Dios”.

Responso por el
padre Santiago García

Antífona

¡Dichoso el que ha muerto en el Señor!
Que descanse ya de sus fatigas y que sus obras lo acompañen.

Pidamos por nuestro hermano Fray Santiago García, O.P.
a Jesucristo que ha dicho: “Yo soy la resurrección y la vida;
el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá,
y el que está vivo y cree en mí,
no morirá para siempre”.

V. Tú, que resucitaste a los muertos,
concede la vida eterna a nuestro hermano Fray Santiago García, O.P.
R. Te lo pedimos, Señor.

V. Tú, que desde la Cruz prometiste el paraíso al buen ladrón,
acoge a nuestro hermano Fray Santiago García, O.P. en tu Reino.
R. Te lo pedimos, Señor.

V. Tú, que experimentaste el dolor de la muerte
y resucitaste gloriosamente del sepulcro,
concede a nuestro hermano Fray Santiago García, O.P.
la vida feliz de la resurrección.
R. Te lo pedimos, Señor.

V. Tú, que lloraste ante la tumba de tu amigo Lázaro,
dígnate enjugar las lágrimas de quienes lloramos la muerte
de nuestro hermano Fray Santiago García, O.P.
R. Te lo pedimos, Señor.

Oración

Señor,
nuestra vida es corta y frágil;
la muerte que contemplamos hoy nos lo recuerda.
Pero tú vives eternamente, y tu amor es más fuerte que la muerte.
Llenos, pues, de confianza, ponemos en tus manos
a nuestro hermano Fray Santiago García, O.P.
Perdónale sus faltas y acógelo en tu Reino,
para que viva feliz en tu presencia
por los siglos de los siglos.
R. Amén

 
Enlaces Relacionados
       Nuestros Sacerdotes:
       Eventos Parroquiales:
       Informaciones Parroquiales:
 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org