santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
EVENTOS PARROQUIALES
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

Miércoles Santo
01 de Abril de 2015

EVENTOS REALIZADOS

Este día santo se realizaron las celebraciones eucarísticas, a las 8:00 a.m. y 6:00 p.m., en agradecimiento a Dios por el camino de Jesucristo hacia la cruz del Calvario. Además de dar gracias, los devotos del Nazareno le pidieron favores y milagros, y los que ya fueron escuchados le pagan promesas vistiéndose de morado. La Eucaristía fue presidida por el párroco Beltrán Sánchez, acompañado de Adrián Guillén, Juan Melo y Miguel Núñez del Ministerio de Acólitos y César Castillo Garban, seminarista de la Diócesis.

Foto Miércoles Santo

SEMANA SANTA 2015
 Miércoles Santo | Nazareno

Luego de la Eucaristía de la tarde, como ya es costumbre en el día del Nazareno, un numeroso grupo de feligreses con camisas moradas transitaron por las calles de Río Chico, en una procesión que cuenta con gran devoción en el pueblo y en toda Venezuela. En la procesión del Nazareno, sus devotos, le ruegan a Jesucristo por sus necesidades y enfermedades. Poniendo toda su fe y confianza en los méritos que tiene ante Dios el sacrificio y agonía de Jesús, en su camino al Calvario.

Meditaciones para la Semana Santa
San Francisco de Sales.
Tratado del Amor de Dios. Libro IV, Cap. 19,
Pags. 168, 170, 175. Edit. Denfert.

“Entonces
se fue uno de los Doce,
llamado Judas Iscariote,
a los príncipes de los sacerdotes
y les dijo: ¿Qué me queréis dar
y yo os lo entrego?”.
Mt 26,14-15

El Espíritu Santo nos advierte: “El que está de pie, cuide de no caer”, y en el Padrenuestro decimos: “no nos dejes caer en la tentación”.

Nunca estamos seguros e invariables en lo referente a conservar el amor de Dios. El primer ángel y Judas, que lo habían tenido, lo perdieron; y David y San Pedro también fallaron en un tiempo.

Me diréis: ¿Cómo es posible que quien tiene el amor de Dios pueda perderlo?, porque el amor, donde reside, resiste al pecado. Por tanto, ¿cómo puede entrar allí el pecado? Si el amor es fuerte como la muerte, duro en el combate como el infierno, ¿cómo pueden las fuerzas de la muerte o del infierno, es decir, los pecados, vencer al amor, el cual por lo menos le iguala en fuerza y las sobrepasa en ayuda y en derecho?

¿Cómo puede ser que un alma que razona, una vez que ha saboreado tan gran dulzura como es la del amor divino pueda jamás, voluntariamente, tragar las aguas amargas de la ofensa a Dios?

Querido Teótimo, hasta los mismos cielos están estupefactos y los ángeles se quedan pasmados de asombro al ver esta prodigiosa miseria del corazón humano, que abandona un bien tan amable para apegarse a cosas tan deplorables.

Mientras estamos en este mundo, nuestro espíritu está sujeto a mil humores y miserias, y por consecuencia fácilmente cambia, y muda en su amor. Solamente en el cielo ya no estaremos sujetos a cambios y permaneceremos inseparablemente unidos por amor a nuestro soberano Bien.

Porque es imposible ver a la Divinidad y no amarla. Pero aquí abajo, la entrevemos solamente a través de las sombras de la fe y nuestro conocimiento no es tan grande que no deje aun espacio para que entre la sorpresa de los otros bienes aparentes, los cuales se deslizan entre las oscuridades que se mezclan con la certeza y verdad de la fe. Se deslizan insensiblemente como raposas y demuelen nuestra viña florida.

Fotos del Evento:
Cortesía de Jesús Blanco (Junior),
y Ainak González.

Ofrecidas por nuestro hermano Horacio González.

Foto Miércoles Santo
Imagen del “Nazareno de Río Chico”,
saliendo del Santuario de “Ntra. Sra. de las Mercedes”.

Foto Miércoles Santo
Imagen del “Nazareno de Río Chico”,
saliendo del Santuario de “Ntra. Sra. de las Mercedes”.

La devoción al Nazareno
siempre ha contado con gran fervor y fe
entre los fieles católicos de nuestro País;
y Río Chico no es la excepción.

Personas provenientes de diferentes sectores,
se dieron cita en la iglesia de Río Chico,
para asistir a las Eucaristías celebradas;
para luego, salir en procesión por las calles
de la población con la imagen del Nazareno.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle las Mercedes.

Cada persona tiene una cruz,
que nos recuerda a Jesús caminando al Calvario,
cargando con la cruz el peso de nuestros pecados.
Será por eso, que la imagen del Nazareno tiene
tantos devotos en Venezuela, y en Río Chico
crece cada año esta devoción popular.
Porque nos vemos en Él, soportando los
dolores y el peso de nuestros pecados.

Siempre debemos pedirle a Jesús Nazareno,
que nos ayude a cargar con nuestra Cruz.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Venezuela.

Su nombre: Jesús de Nazaret.
Edad: 33 años.
Origen: judío.
Profesión: carpintero.

Se le acusa de predicar la verdad,
de llamarse Hijo de Dios,
de enseñar a amar al prójimo
como a sí mismo.

Recompensa: salvación y vida eterna.

Si lo encuentras,
¡Sigue sus pasos!

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Venezuela.
Músicos acompañan el recorrido.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Venezuela.

Acompañan la procesión el párroco Beltrán Sánchez,
Adrián Guillén, Juan Melo y Miguel Núñez del Ministerio de Acólitos,
y César Castillo Garban, seminarista de la Diócesis de Guarenas.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Venezuela.

Foto Miércoles Santo
Imagen de la Dolorosa.

Con todo su dolor, y en perseverante amor por su Hijo,
María acompañaría a Jesús cuanto le fuera posible en su Pasión.

Le ofrecía su lealtad y cariño de Madre
–amor a Dios como ningún otro–,
cuando casi todos le han dejado.

Acompañemos a María en sus horas de más dolor,
porque su Hijo, inocente, va a morir por los hombres.

Son los momentos que le había anunciado Simeón,
cuando cumplía con José el precepto
de presentar a Jesús en el templo
al poco tiempo de nacer:

una espada traspasará tu alma, le dijo.

Foto Miércoles Santo
Devotos del “Nazareno de Río Chico”
acompañan la imagen en su recorrido.

Foto Miércoles Santo
Devotos del “Nazareno de Río Chico”
acompañan la imagen en su recorrido.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Venezuela.

Foto Miércoles Santo
Procesión por el sector Gran Parada.

Haced, Jesús mío,
que enjugue vuestro sudor,
detestando mis pecados,
causa de vuestra pasión y muerte.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la Av. Libertad, sector Cruz Verde.

Y ¿me quejaré yo de las penas
que he merecido por mis pecados?
Señor, quiero sufrir algo por vuestro amor.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la Av. Libertad, sector Cruz Verde.

Oh, divino Redentor,
haced que yo ame la mortificación,
que necesito para borrar mis pecados.

Foto Miércoles Santo
Imagen del “Nazareno de Río Chico”.

Y yo, ante esta escena tristísima,
¿no aprenderé a tener paciencia,
sufriendo por quien tanto sufrió por mí?

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Comercio.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Comercio.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Venezuela.

Oh, Jesús mío,
al oír los desprecios de los judíos
y las blasfemias de muchos cristianos,
protestaré en mi corazón diciendo
¡Viva Jesús! ¡Bendito sea su santo Nombre!

Haced, Jesús mío,
que yo sea vuestro cirineo,
llevando gustoso la cruz que me queráis enviar.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Venezuela,
altar de la familia Rivas.

Foto Miércoles Santo
Procesión por la calle Venezuela.

No fueron los judíos,
oh paciente, Jesús mío,
los que os crucificaron,
sino mis pecados.
Por eso diré de continuo:
Jesús mío, misericordia.

¡Oh, buen Jesús!
Regid y gobernad los afectos de mi corazón,
para que os sirva como a mi Dios y Señor.
Amén.

¡Dulcísimo Jesús Nazareno, fuente de amor,
Padre de misericordia y Dios de toda consolación,
que tanto amor tenéis a quien tan poco os ama!,
haced que os ame como os aman los ángeles
y que de corazón os diga:

¡Jesús mío, os amo!

Foto Miércoles Santo
Bendición y despedida del párroco Beltrán Sánchez,
acompañado de Adrián Guillén y Miguel Núñez del Ministerio de Acólitos,
y César Castillo Garban, seminarista de la Diócesis de Guarenas.

 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org