santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
EVENTOS PARROQUIALES
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

Domingo de Ramos
29 de Marzo de 2015

EVENTOS REALIZADOS

Con mucha alegría, quizás muy parecida a la de los israelitas de Jerusalén cuando recibieron al Mesías que esperaban (Jesucristo montado en un burrito); los pobladores de Río Chico, con palmas y ramos en las manos, participaron en una procesión y luego en la Eucaristía, para conmemorar la entrada triunfal del Señor en Jerusalén.

Foto Domingo de Ramos

SEMANA SANTA 2015
 Domingo de Ramos

La procesión partió, como es costumbre, desde la plaza Rafael Arévalo González y después de transitar las principales calles del poblado terminó en el Santuario de Río Chico, donde se realizó la Eucaristía correspondiente la Domingo de Ramos, presidida por el párroco Beltrán Sánchez, acompañado de Adrián Guillén del Ministerio de Acólitos y César Castillo Garban, seminarista de la Diócesis de Guarenas.

Meditaciones para la Semana Santa
San Francisco de Sales.
Viernes Santo de 1620.

“Trajeron entonces el burrito
y le echaron sus capas encima
para que Jesús se montara”.
(Lc 19,35).

Como no recuerdo lo que os dije otras veces sobre el tema de esta fiesta en la cual Jesucristo, nuestro Señor, hizo su entrada en Jerusalén, he pensado explicaros las razones que le movieron a coger una burra y su pollino para esta entrada real.

La primera es la humildad de este animal; la segunda su paciencia y la tercera, que se dejó montar… No fue casualidad que la burra ya hubiese llevado carga y que el pollino nunca hubiera llevado peso; es porque Dios había cargado ya el pueblo judío con su Ley mientras que los judíos nunca la habían recibido; venía, pues, el Señor a imponer su yugo, esa es la razón de haber montado un pollino…

La primera razón era la humildad: escogió, entre todos los animales, el más simple y humilde, pues estando enamorado de la humildad y la bajeza, nada que no fuera humilde podía servirle de montura, Dios no habita ni descansa, sino en el corazón humilde y sencillo… Le han humillado y despreciado porque Él así lo ha querido y Él mismo es quien se ha abajado y ha escogido las abyecciones; Él, que era siempre y en todo igual a su Padre, sin dejar de ser lo que era, buscó el repudio y el rechazo de los hombres.

La segunda es la paciencia… El Señor ha amado tanto esta virtud que ha querido ser un ejemplo y un espejo de ella; ha sufrido con una paciencia invencible que le pegasen y maltratasen. La humildad tiene tanto en común con la paciencia que no pueden ir una sin la otra: quien quiera ser humilde, tiene que ser paciente pues no se pueden soportar, por largo tiempo, los trabajos y adversidades de esta vida sin tener humildad, y ésta nos vuelve dulces y pacientes…

El tercer motivo fue porque este animal es obediente y se deja cargar cómo y tanto como se quiere, sin disgusto y sin sacudir nunca la carga que se le pone encima… ¡Bienaventuradas las almas que son dóciles y sumisas, pues el Señor las conducirá!

Fotos del Evento:
Cortesía de Jesús Blanco (Junior).

Video del Evento
“Domingo de Ramos 2015”

Foto Domingo de Ramos
Bendición de las palmas en la plaza Rafael Arévalo González.

En este día, los habitantes de Río Chico se concentraron
en la plaza Rafael Arévalo González a la 7:30 a.m.
para recibir la bendición de las palmas. Luego,
se trasladaron en procesión hasta el santuario,
donde se realizó la Eucaristía.

Foto Domingo de Ramos
Bendición de las palmas en la plaza Rafael Arévalo González.
El acto litúrgico fue presidido por el párroco Beltrán Sánchez.

Foto Domingo de Ramos
Aspersión con agua bendita.

El uso del agua bendita
debemos relacionarla con el agua del bautismo,
puerta de toda la religión cristiana
y también de la vida eterna.
Recibir el bautismo es entrar
en comunión de destino con Cristo.

“porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo,
de Cristo os habéis revestido” (Gál 3,27),

y es por ello,
hacerse miembro vivo de su Cuerpo,
que es la Iglesia

“porque en un solo Espíritu hemos sido bautizados todos
para formar un solo cuerpo” (1Cor 12,13).

Foto Domingo de Ramos
Bendición de las palmas en la plaza Rafael Arévalo González.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle Guevara.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle Guevara.

Es importante
no hacer de esta costumbre una superstición,
pensando que por tener nuestra palma
no van a entrar ladrones a nuestros hogares,
y que nos vamos a librar de la mala suerte.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle Guevara.

Oración para poner las palmas benditas en el hogar

Bendice, Señor, nuestro hogar.
Que tu Hijo Jesús y la Virgen María reinen en él.
Por tu misericordia danos paz, amor y respeto,
para que respetándonos y amándonos
los sepamos honrar en nuestra vida familiar;
sé, tú, el Rey en nuestro hogar.

Amén.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle Comercio.

La muchedumbre que seguía a Jesús
estaba formada por hombres, mujeres y niños;
cada uno con su nombre, su ocupación, sus cosas buenas y malas,
y con el mismo interés de seguir a Jesús.

Algunas de estas personas
habían estado presentes en los milagros de Jesús
y habían escuchado sus parábolas.

Esto los llevó a alabarlo con palmas en las manos
cuando entró en Jerusalén.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle Comercio.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle Comercio con las Mercedes.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle las Mercedes.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle las Mercedes.

Foto Domingo de Ramos
Procesión con las palmas por la calle las Mercedes.

Foto Domingo de Ramos
Llegada de la procesión a la plaza Bolívar.

Foto Domingo de Ramos
Llegada de la procesión al santuario donde se celebró la Eucaristía.

Foto Domingo de Ramos
Entrada al santuario y procesión al altar.

Foto Domingo de Ramos
Entrada al santuario y procesión al altar.

Podemos asemejar este momento
con el instante en que Jesús entró a la ciudad de Jerusalén,
la ciudad más importante y la capital de su nación;
mucha gente, niños y adultos, lo acompañaron y recibieron como a un Rey
con palmas y ramos gritándole: “hosanna” que significa “Viva”.

La gente de la ciudad preguntaba: ¿quién es éste?

y les respondían: “Es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea”.

Esta fue su entrada triunfal.

Mientras esto sucedía,
los sacerdotes judíos buscaban pretextos para meterlo en la cárcel,
pues les dio miedo al ver cómo la gente lo amaba cada vez más
y cómo lo habían aclamado al entrar a Jerusalén.

Foto Domingo de Ramos
Entrada al santuario y procesión al altar.

Foto Domingo de Ramos
Entrada al santuario y procesión al altar.

Foto Domingo de Ramos
Celebración de la Eucaristía.
Párroco Beltrán Sánchez.

Foto Domingo de Ramos
Grupo Oramos Cantando, presente en la Eucaristía.

Foto Domingo de Ramos
Liturgia de la Palabra.

Foto Domingo de Ramos
Pasión del Señor según San Marcos.
Ernesto Gomes.
Grupo Apost. Consejo Económico.
y Supervisor de Contenido de
santuariodelasmercedes.org

Foto Domingo de Ramos
Pasión del Señor según San Marcos.
Guillermo Pacheco.
Ministerio de Lectura.

Foto Domingo de Ramos
Pasión del Señor según San Marcos.
Párroco Beltrán Sánchez.

Foto Domingo de Ramos
Grupo Oramos Cantando, presente en la Eucaristía.

Foto Domingo de Ramos
Eucaristía del Domingo de Ramos,
presidida por el párroco Beltrán Sánchez,
acompañado de Adrián Guillén del Ministerio de Acólitos,
y César Castillo Garban, seminarista de la Diócesis de Guarenas.

Foto Domingo de Ramos
Plegaria Eucarística.
Párroco Beltrán Sánchez.

Foto Domingo de Ramos
Bendición Final a todos los feligreses.
Párroco Beltrán Sánchez.

Foto Domingo de Ramos
Grupo Oramos Cantando, presente en la Eucaristía.

Foto Domingo de Ramos
El párroco Beltrán Sánchez
presenta un niño a la Virgen María.

Foto Domingo de Ramos
Panorámica general de la celebración de la Eucaristía.

Dios hoy nos invita a ser fuertes,
luchadores y a cambiar de vida.

Que Dios nos bendiga
y que el día que nos encontremos frente a Él,
podamos alzar esas palmas,
“Bendito
el que viene en nombre
del Señor”

 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org