santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
ESPECIALES DE INTERÉS
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 

Coronilla de la Misericordia

Jesús dijo a Sor Faustina:
“Rezarás este Rosario de la siguiente forma”:

Primero, dirás un PADRENUESTRO, un AVEMARÍA y un CREDO.

Rosario

Después, en las cuentas del Rosario correspondientes al PADRENUESTRO, dirás las siguientes palabras:

Padre Eterno,
te ofrezco el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad
de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo,
por el perdón de nuestros pecados
y de los del mundo entero.

En las cuentas del AVEMARÍA, dirás las siguientes palabras:

Por su dolorosa Pasión,
ten Misericordia de nosotros y del mundo entero.

Rosario

Para terminar, díganse tres veces estas palabras:

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal,
ten piedad de nosotros y del mundo entero.
(Diario, 197)

 

IR A NOVENA A LA DIVINA MISERICORDIA: Click Aquí

Historia

La historia que dio origen a la corona y a la novena de la Misericordia es la siguiente:

El 13 de septiembre de 1935, Sor María Faustina tuvo una aeración que la atemorizó mucho. Vio a un ángel como ejecutor de la ira de Dios. En sus manos tenía truenos y relámpagos… Cuando Sor María Faustina vio las señales de la ira Divina, con las cuales cierto país de esta tierra sería castigado especialmente, imploraba Misericordia al Ángel, pero notó en seguida que sus plegarias eran impotentes contra la Ira de Dios… En el mismo momento vio a la Santísima Trinidad que radiaba Majestad y Santidad incomprensibles. Al mismo tiempo oyó interiormente palabras con las cuales empezó a implorar fervorosamente por la salvación del mundo. Y ¡Oh milagro! El ángel era impotente contra esta oración, y no podía ejecutar el justo castigo. Las palabras con las cuales imploraba La Misericordia del Señor eran las siguientes:

Oración

Padre Eterno,
te ofrezco el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad
de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo,
por el perdón de nuestros pecados
y de los del mundo entero.
Por su dolorosa Pasión,
ten Misericordia de nosotros y del mundo entero.

Cuando al día siguiente en la capilla, recibió la orden: “Cada vez que entres en la capilla tienes que rezar la oración que te enseñe ayer”. Y cuando lo hizo, oyó en su interior las palabras: “Esta Oración sirve para aplacar la ira de Dios”.

Este es el origen de la CORONA DE LA MISERICORDIA y nos enseña:

  1. Que las iniquidades de los pecadores merecen el castigo de Dios.
  2. Que los ejecutores de la Divina Voluntad son los Ángeles.
  3. Que la oración de los justos tiene gran eficacia;
    y que la ejecución de esos castigos será detenida si imploramos la Divina Misericordia.

El Salvador desea ardientemente que recemos esta Corona, porque dijo a Sor María Faustina: “Tienes que rezar continuamente esta Corona que te he enseñado. El que la rezara, obtendrá gran Misericordia y le protegeré en la vida y especialmente en la hora de la muerte. Los sacerdotes la darán a los pecadores como su última salvación. Yo deseo que todo el mundo conozca mi Misericordia, yo daré gracias inmensas a aquellos que confían en mi Misericordia”.

Paisaje de Jesús de la Misericordia

 
JESÚS DE LA MISERICORDIA
     Coronilla de la Misericordia
     Reflexión
 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org