santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
INFORMACIONES PARROQUIALES
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

Padre Clemente Medina, nombrado
nuevo párroco de la iglesia de Río Chico
26 de Febrero de 2017

INFORMACIONES

Padre Clemente Medina
La Iglesia Católica de Río Chico desde el 19 de febrero,
día en que se estrenó el presbítero Clemente Medina como párroco de esta comunidad,
recibió con beneplácito la bendición de Dios y de la Virgen por su nuevo sacerdote,
y junto a él esperan recorrer los caminos del Señor Jesucristo, siempre de la mano y
bajo el maternal amparo de Ntra. Sra. de las Mercedes,
Reina y Patrona de Río Chico y todo Barlovento.

Río Chico, 26 de Febrero de 2017.- Ya se encuentra en la iglesia de Río Chico el padre Clemente Medina, quien fue nombrado recientemente por el obispo de la Diócesis, ‘Párroco Titular’ de esta Parroquia “Ntra. Sra. de las Mercedes”; de la cual, ya tomó posesión formal el 19 de febrero con una Misa de acción de gracias en horas de la mañana.

El padre Clemente de Jesús Medina Rivas es un sacerdote de formación carmelita, quien tiene más de 20 años prestando servicios en la Diócesis de Guarenas, y es doctor en teología, obteniendo su título en la Universidad Pontificia Bolivariana (Medellín). Junto a su labor misionera se ha desempeñado como escritor, profesor universitario e investigador de las ciencias teológicas, también ha indagado en sus estudios sobre los orígenes del cristianismo y otros temas del área religiosa.

Esta Parroquia barloventeña, conformada por todos los catequistas, cofradías, laicos comprometidos, ministerios y grupos de apostolado que hacen vida de fe en ella, manifiestan enorme gratitud, alegría en Dios y gozo espiritual por la designación del nuevo presbítero. Es bueno y reconfortante saber que pese a la escasez de sacerdotes que existe en la actualidad, el Santuario de Río Chico continuará sus funciones como casa de la Virgen María en Barlovento.

El Portal Web santuariodelasmercedes.org acudió este domingo 26 a unas de las primeras Misas del padre Clemente Medina como párroco en el Santuario “Ntra. Sra. de las Mercedes”, con la finalidad de conocer de primera mano al nuevo sacerdote que pastoreará a la feligresía riochiqueña por tiempo indefinido. A la celebración eucarística asistió una numerosa cantidad de fieles, la animación estuvo a cargo de la coral parroquial “Oramos Cantando”, el servicio de monaguillo lo prestó Adrián Guillén, todo bien organizado para que el nuevo sacerdote empezara con buen pie su misión en Río Chico.

------------------------------------------------------------

Padre Clemente Medina

Padre Clemente Medina

Terminada la parte de la liturgia de la Palabra, y una vez proclamado el evangelio, el presbítero Clemente Medina, actual párroco de “Ntra. Sra. de las Mercedes”, dio su homilía; y todos atentos a sus palabras pudieron reflexionar sobre la posesión del dinero y las preocupaciones del día a día.

Lo contrario a Dios es el dinero: “Nadie puede estar al servicio de dos amos. Porque despreciará a uno y querrá al otro; o, al contrario, se dedicará al primero y no hará caso al segundo. No podéis servir a Dios y al dinero”.

Homilía del
padre Clemente Medina

En ésta homilía, unas de las primeras que realiza en este santuario como su párroco, el padre Clemente Medina expresó lo siguiente “aquí no hay que comentar mucho porque la Palabra es muy clara, este Evangelio que leímos tenemos que reflexionarlo para nosotros. ¿Me preocupo demasiado? ¿Qué voy a comer esta noche, qué voy a comer mañana? Eso nos pasa a nosotros en estos días, como las cosas están tan caras y a veces no se consiguen. ¡Bueno! La gente se preocupa, pero hay que darle chance al Señor también, porque si caminamos en Él de algún modo nos va a proveer. A nosotros nos cuesta porque como queremos soluciones rápidas entonces vamos a Dios diciéndole: «cúrame, dame esto, dame aquello, dame lo otro», y Él lo puede hacer, si es su voluntad, pero las cosas de Dios tienen su tiempo. Lo que nos pide la Palabra aquí es tener un poquito más de confianza en el Señor. A veces queremos que todo se dé ‘así’, tan rápido. Decimos: «el tiempo de Dios es perfecto», siempre el tiempo de Dios es perfecto y encaja y se da, lo que se da de Dios es maravilloso, pero nosotros como somos tan ‘en el presente’. Si a los animalitos les da de todo y a los lirios los viste, entonces ¡Cuánto más a nosotros! Yo voy a compartir algunos testimonios de santos para ver cómo se relacionan con estas palabras”, indicó el sacerdote al empezar sus explicaciones de las lecturas.

Como parte de su análisis de las lecturas, el nuevo sacerdote mencionó a “San Francisco de Asís. Vemos a San Francisco de Asís con todo el dinero del mundo, con toda la preparación que tenía, había estudiado mucho, hablaba varios idiomas, militar, viajaba, libertino, comía muy bien y tenía una pandilla que andaba con él ‘para arriba y para abajo’, libertinos todos; pero esa vida que llevaba no tenía sentido, y en un determinado momento en que tanta fiesta, dinero, derroche, libertinaje, lo tenía vacío, se va a una iglesita pequeñita toda derrumbada, ahí está la imagen de Cristo, allí se arrodilla, ahí se encontró con el Señor, «¿qué quieres que haga por ti?» Reconstruye mi Iglesia (dijo el Señor) y San Francisco, en aquella iglesita, encontró el sentido. Parte de esa historia finaliza cuando él se quita la túnica y se la cambia con uno que tenía lepra, él rechazaba, despreciaba el mal olor, le besó las llagas a aquel hombre y se puso su túnica, y a partir de ese momento su vida comenzó a tener sentido. El dinero, la comida, el derroche lo alejaba de Dios, porque el dinero, cuando es lo máximo para nosotros y da sentido a nuestras vidas, se convierte en un Dios para nosotros, pero no nos llena, nos resuelve el problema, pero no le da sentido a la vida”, declaró el Párroco.

Padre Clemente Medina

El padre Clemente Medina también nombró a “San Agustín de Hipona, un gran predicador que se convirtió de un cristianismo hereje, un cristianismo fundado en el error. No llevaba una vida mala pero algo le faltaba a Agustín, y su mamá, Santa Mónica, oraba por él para que se convirtiera al cristianismo real, ella muere y él todavía no se convierte. Era un gran filósofo, era un hombre muy preparado, muy brillante, era teólogo también, tenía una esposa y un hijo; pero Agustín estaba en una búsqueda, y estando en Milán se encuentra con Ambrosio de Milán quien estaba predicando, y cuando Agustín empieza a escucharlo, Dios actúa por medio de la predicación de Ambrosio de Milán y Agustín se hace fans de Ambrosio, por así decirlo, Dios actuaba fuertemente en Ambrosio, tenía una palabra poderosa para predicar. Agustín se convierte y le pide a Ambrosio que sea su maestro y la vida le cambia, y entonces se convierte en uno de los grandes maestros de todos los siglos de la filosofía y teología”, manifestó el sacerdote a los fieles que se encontraban reunidos en el santuario.

Prosiguió su homilía diciendo “Francisco, una vida sin sentido; Agustín, una vida con sentido pero que le faltaba algo, y con la palabra de Ambrosio, y con aquel encuentro con el Señor… Hizo una regla, una norma para los que van a ser sacerdotes, de él nacen los Agustinos y muchos más, y después vivía mucho el silencio, la soledad y oración, esa regla agustiniana muchas congregaciones la van a utilizar”, afirmó el padre Clemente Medina.

Padre Clemente Medina

También mencionó a “una mujer, Teresa de Jesús, siglo XVI, una mujer bella, simpática, tenía el don de ganarse a las personas, una mujer culta en aquel siglo cuando la mujer no podía estudiar, su padre era un judío convertido quien acostumbraba leer y le pasaba los libros a ella, sobre todo los libros de caballería, y dicen que hasta escribió un libro sobre eso, también era muy tremenda. El padre se la llevó a donde un tío sacerdote a pasar un tiempo y allá comenzó a leer la vida de los santos y eso la fue convirtiendo. Leyendo la vida de los santos tuvo como un llamado de Dios, de niña (Santa Teresa de Jesús) veía como mataban a los judíos y cristianos, y los perseguían; ella también deseó entregar su vida al Señor y una vez se estaba escapando con un hermano para entregar la vida como una cristiana, pero la descubrieron en la salida de Ávila. A los 21 años se da cuenta que el mejor estado para ella ser cristiana era siendo religiosa y entra en el convento carmelita, así comienza su historia. Su preparación ya la tenía, pero ella tuvo contacto con los mejores teólogos y santos de su época, por lo cual, se llenó de mucha sabiduría por estos hombres y mujeres. Su experiencia espiritual la define partiendo de que la santidad tiene dos grandes etapas, una primera que podría ser el desposorio espiritual y la unión total con Dios se llama el matrimonio espiritual, ella tuvo las dos. En esa etapa de unión con Dios le pasan 2 cosas, primera cosa, Dios le decía: «obras quiero», «la unión total con Dios me lleva a amar al prójimo, a desvivirme por ayudar a los demás»; y otra cosa, la pobreza, la humildad. Decía ella: «ante Dios yo me siento ruin y miserable, ante Dios yo me siento nada, lo único que da sentido a mi existencia es mi vivencia del Señor, lo demás es nada»”, dijo.

Padre Clemente Medina

Luego reflexionó lo siguiente “hermanos y hermanas, lo único que da sentido a nuestra existencia es la vivencia del Señor, porque por aquí somos transeúntes, nuestra patria definitiva es el cielo; entonces todo el dinero, los títulos, todo eso es nada en comparación con las bendiciones que el Señor nos da en la vida cuando intentamos caminar con él”, indicó el padre Clemente Medina.

Clemente Medina también señaló en su homilía “yo me siento bendecido por mi familia, porque allí hay un padre y una madre, que no teníamos dinero, no había nada, teníamos que trabajar cuando cumplíamos 7 años allá en Caracas, pero mis padres me dieron amor, valores, responsabilidad. Mi padre me decía: «si te ‘raspan’ esa materia no te preocupes, repite el año porque así vas a aprendes más, no me golpeaba, sino que me animaba»”, manifestó el nuevo párroco de Río Chico.

Padre Clemente Medina

También indicó Clemente Medina que “el único sentido de la existencia es el Señor, esta Palaba nos lleva a buscar al Señor insistentemente, porque Él es el que va a regalarnos 2 cosas, la fortaleza y la esperanza. La esperanza es creer que todo esto va a cambiar pero que hago yo para que esto cambie, tengo que poner un granito de arena para que esto cambie, y lo segundo tengo una fortaleza espiritual para enfrentar esa situación”, dijo.

Para finalizar su homilía el nuevo sacerdote de Río Chico expresó “el Señor se preocupa por nosotros, y en nuestras limitaciones, errores, caídas, oscuridades, de algún modo Él se hace presente. El mensaje final es abandonarnos en Dios, dejarle a Dios las cosas difíciles de nuestra vida para que Él nos fortalezca, para que Él las sane, las resuelva, para que nos defienda, seguro que si le abrimos el corazón, Él se mete completico en él”, concluyó el párroco Clemente Medina.

------------------------------------------------------------

Padre Clemente Medina

La Iglesia Católica de Río Chico desde el 19 de febrero, día en que se estrenó el presbítero Clemente Medina como párroco de esta comunidad, recibió con beneplácito la bendición de Dios y de la Virgen por su nuevo sacerdote, y junto a él esperan recorrer los caminos del Señor Jesucristo, siempre de la mano y bajo el maternal amparo de Ntra. Sra. de las Mercedes, Reina y Patrona de Río Chico y todo Barlovento.

Padre Clemente Medina

Padre Clemente Medina

Padre Clemente Medina

 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org