santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
INFORMACIONES PARROQUIALES
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

II Taller sobre el “Abrazo en Familia”
de la Diócesis de Guarenas
en Río Chico
15 de Octubre de 2016

INFORMACIONES

Diócesis de Guarenas - Abrazo en Familia 2016
Francisco, el pasado 19 de marzo, firmó
la Exhortación Apostólica post sinodal llamada “La Alegría del Amor” (Amoris Laetitia).
Es un documento elaborado a la luz de la reflexión en la Iglesia durante varios años
y que trata de responder a las necesidades de la familia hoy en día.

Afiche - Abrazo en Familia 2016

Río Chico, 15 de Octubre de 2016.- Con el objetivo de que en cada Parroquia de la Diócesis de Guarenas haya personas que enseñen e incentiven la campaña del “Abrazo en Familia”, se realizó en los salones de la casa parroquial de la iglesia de Río Chico un taller dirigido a los agentes de Pastoral Familiar, que procuró compartir y explicar los recursos de promoción que este año difundió la “Conferencia Episcopal Venezolana” para la campaña de este año, cuyo tema es: “LA ALEGRÍA DEL AMOR NACE EN LA FAMILIA”.

Este tema se escogió basándose en la Exhortación Apostólica post-sinodal Amoris Laetitia del Papa Francisco, quien en este documento esboza una mirada real sobre la familia contemporánea, sin olvidar en ningún momento cuál es el ideal, el sueño irrenunciable de Dios, para ella y sobre ella.

Desde esta exhortación se abren renovados caminos evangélicos, a la hora de afrontar la tan compleja y variada situación de las familias desde las que están heridas por rupturas y problemáticas diversas hasta las que se encuentran vigorosas y felices.

Esta campaña número 26 del “Abrazo en Familia” (la alegría del amor nace en la familia), va acompañada de 5 temas todos muy interesantes, que nos ayudarán para acompañar, discernir e integrar toda la acción pastoral de la familia en nuestra Iglesia Diocesana.

Temas de este año

  1. Yo creo en la Familia.
  2. Distintos para Construir Juntos / La Familia y el País.
  3. La Belleza del Matrimonio y la Familia.
  4. Una Iglesia en Salida.
  5. El Abrazo en Familia, ocasión propicia para fortalecer la Realidad Familiar.

Diócesis de Guarenas - Abrazo en Familia 2016

En el material que entregó la CEV a los agentes de Pastoral Familiar se explican los temas de la siguiente manera:

Tema 1
Yo creo en la Familia

Cuando hablamos de creer, significa tener confianza y arriesgarse en la empresa divina en la cual Dios ocupa un lugar, y es lo que sucede a diario en la vida, es creer y confiar cuando decidimos formar una familia. Por eso, YO CREO EN LA FAMILIA…

  • Porque es allí donde se construye una buena educación y formación para los hijos, ellos son el futuro de la sociedad (Irma Bejarano. CEV).
  • Porque la Santísima Trinidad es familia, en ella hay amor y unidad. La familia es lo más cercano que tiene el ser humano, hay valores y principios, se obtienen los primeros cuidados cuando niño y se comparten momentos bellos y también los más difíciles (Mons. Pólito Rodríguez).
  • Por ser la base fundamental de la sociedad y porque desde la familia formamos nuestros valores y buenas costumbres para ser hombres y mujeres de bien (Evelyn Bernard. CEV).
  • Porque es un lugar donde se aprende, se crece en el amor, se valora el trabajo en unión. La familia es fundamento sólido de la sociedad (Pbro. Pedro Pablo Aguilar. CEV Prensa).
  • Porque es en la familia donde aprendemos a demostrar nuestros sentimientos, se desarrolla la capacidad de amar, de servir al prójimo, de ser generosos, solidarios, aprendemos a dar amor y a recibir, y nos enseñan la presencia de la disciplina, y de la corrección como canales que conducen al crecimiento y valoración de la persona. (Esposos Santana CEV Familia).
  • Porque es el lugar donde se aprende a convivir en la diferencia (EG.66).
  • Porque el bien de la familia es decisivo para el futuro del mundo y de la Iglesia. (AL. 31).
  • Porque es la familia que Dios eligió para cada uno de nosotros y por lo tanto debemos aceptarla y amarla tal como es. (Nishoe y Karina. Pastoral Familiar Diócesis de Barinas).
  • Porque es y será la carta magna de la Iglesia (Papa Francisco).
  • Porque es la primera y fundamental escuela de sociabilidad, como comunidad de amor encuentra en el don de sí misma la ley que le rige y le hace crecer. El don de sí que inspira el amor mutuo de los esposos, se pone como modelo y norma del don de sí que debe haber en las relaciones entre hermanos y hermanas y entre las diversas generaciones que conviven en la familia. (Familiaris Consortio 37).

Tema 2
Distintos para Construir Juntos / La Familia y el País

Las familias necesitamos organizarnos y el país también. Las familias todas son distintas, pero si se unen entre si pueden construir juntas la sociedad que deseamos. Desde este punto de vista, podemos comparar así: La Familia y el País: Un país necesita organización, unidad, aceptarse en la diversidad y por eso el reto de la familia es semejante que el del país, siendo diferentes construir juntos.

Las familias están formadas por personas distintas, con conductas y psicologías distintas, ya sea por temperamentos, distintas visiones, distintas maneras de ver las cosas. Cuando uno se casa, son dos personas distintas, varón y mujer, que se unen, es lo normal y lo sano, porque somos personas exclusivas, originales e irrepetibles. Por lo tanto, la amenaza de conflicto es inevitable porque somos distintos, complementarios con dos visiones de la vida distintas y experiencias únicas e irrepetibles.

¿Porqué hacer familia implica un aprendizaje permanente? Porque supone la convivencia de personas que son diferentes y que no puedan dejar de serlo ni aunque quieran. Por eso un valor clave para la armonía familiar es el respeto. Sin respeto no hay tolerancia, reconocimiento ni justicia. La tarea más importante de unos padres es crear en el hogar un ambiente que favorezca el aprendizaje y modelamiento de los valores que queremos para nuestros hijos y para el país. ¿Cuál seria, entonces, mi horizonte, mi norte? Lograr que en mi casa ocurra lo que quiero para el país.

Desde el respeto se entiende que la única posibilidad de construir juntos una sociedad más justa, libre y feliz, es a partir del aprendizaje cotidiano de que todos son igualmente dignos.

Que todos, independientemente de su credo, ocupación, situación social o preferencia política, deben ser respetados a partir de su diversidad. Que el diálogo es el único camino para la solución de los conflictos propios entre personas que son y piensan distintos.

El rasgo más relevante que caracteriza a la familia venezolana es la multiplicidad de funciones que con el tiempo se le han venido asignando, y las cargas de responsabilidad que progresivamente se ha visto obligada a asumir.

Cuando un venezolano se queda sin empleo, un niño pierde alguna clase o no entiende al profesor, alguien tiene un accidente, una madre tiene que salir a trabajar, son las abuelas quienes se ocupan de los nietos, a una familia se le cae o se le inunda la casa, si hay algún enfermo que necesita un tratamiento costoso, o algún miembro de la familia tiene alguna discapacidad, es la familia quien asume la ayuda. Es la familia es la única forma de recrearnos, la inseguridad nos ha metido dentro de la casa y convertido en a la familia en único lugar de recreación. La familia se ha convertido en la escuela, la farmacia, la agencia de empleo, el centro de salud, el centro de cuido para niños y abuelos, el sistema de seguridad social y hasta en el principal lugar de recreación.

“HOY EN VENEZUELA DEBEMOS MODELAR EN NUESTRAS FAMILIAS LAS RELACIONES SOCIALES DEL PAÍS QUE SOÑAMOS”.

Diócesis de Guarenas - Abrazo en Familia 2016
Agentes de la Pastoral Familiar de la Diócesis de Guarenas
en asamblea informativa sobre el “Abrazo en Familia” en Río Chico.

Tema 3
La Belleza del Matrimonio y la Familia

Hoy resulta difícil hablar del matrimonio con una visión festiva. Es un hecho que las personas se casan cada vez menos. La dificultad para estar juntos, ya sea como esposos o como familia, lleva a romper los lazos cada vez con mayor frecuencia y rapidez, y precisamente los hijos son los primeros en sufrir las consecuencias, las primeras víctimas, las más importantes, las que sufren más en una separación. Si experimentas desde pequeño que el matrimonio es un vínculo “a tiempo parcial”, inconscientemente para tí será así (Papa Francisco).

La familia más allá de sus acuciantes problemas y de sus necesidades perentorias, es un “centro de amor” donde reina la ley del respeto y de la comunión, capaz de resistir a los embates de la manipulación y de la dominación de los centros de poder mundanos. (Papa Francisco).

Las relaciones basadas en el amor fiel, hasta la muerte, como el matrimonio, la paternidad, la filiación o la hermandad, se aprenden y se viven en el núcleo familiar y rinden grandes frutos. Cuando un hombre y una mujer celebran el sacramento del Matrimonio, Dios, por así decir, se “refleja” en ellos, les imprime sus propios rasgos y el carácter indeleble de su amor. Un matrimonio es el signo del amor de Dios con nosotros. También Dios, de hecho, es comunión: las tres personas del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo viven desde siempre y para siempre en unidad perfecta. Y es justamente es éste, el misterio del Matrimonio: Dios hace de los esposos una sola existencia (Papa Francisco). La gracia del sacramento del matrimonio está destinada ante todo a perfeccionar el amor de los cónyuges.

El Papa Francisco nos demuestra como perfeccionar el amor entre los conyugues con frases como:

  • La paciencia se afianza cuando reconozco que el otro también tiene derecho a vivir en esta tierra junto a mí.
  • El amor se debe poner más en las obras que en las palabras.
  • El verdadero amor valora los logros ajenos, no los siente como una amenaza.
  • Amar también es volverse amable.
  • El que ama es capaz de decir palabras de aliento que reconfortan, que fortalecen, que consuelan, que estimulan.
  • Cuando una persona que ama puede hacer un bien a otro, o cuando ve que al otro le va bien en la vida, lo vive con alegría.
  • El Amor supera las peores barreras, entre otras hermosas frases.

En el matrimonio conviene cuidar la alegría del amor, que puede vivirse aun en medio del dolor, implica aceptar que el matrimonio es una necesaria combinación de gozos y de esfuerzos, de tensiones y de descanso, de sufrimientos y fortalecen, que consuelan, que estimulan de liberaciones, de satisfacciones y de búsquedas, de molestias y de placeres, siempre en el camino de la amistad, que mueve a los esposos a cuidarse: se prestan mutuamente ayuda y servicio (Papa Francisco).

Y concluye el Papa “No podemos prometernos tener los mismos sentimientos durante toda la vida, en cambio sí podemos tener un proyecto común estable, comprometernos a amarnos y a vivir unidos hasta que la muerte nos separe”.

Para vivir, fortalecer y mantener la belleza del matrimonio y la familia, se debe estar convencido: Quien da la belleza es Dios, la belleza del ser humano tiene su origen y fundamento en el mismo Dios.

Ninguna familia es una realidad celestial y confeccionada de una vez para siempre, sino que requiere una progresiva maduración de su capacidad de amar.

Descubramos la belleza de la familia y del matrimonio en una familia muy especial: La Sagrada Familia de Nazaret.

Tema 4
Una Iglesia en Salida

Cuando Cristo resucitado se apareció por última vez a los apóstoles, les dijo: “Id por todo el mundo y proclamad el evangelio a toda la creación. El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará” […] (Mc.16, 14-16).

Y “ellos salieron a predicar el evangelio por todas partes, y el Señor los asistía y confirmaba la palabra con las señales que la acompañaban” (Mc. 16,20). Es decir, ellos cumplieron el encargo de Jesús y, gracias eso, otros muchos pudieron conocerle y creer en él.

Todos salieron a anunciar el evangelio por todo el mundo como le dijo Jesús, y así ha sido desde el nacimiento de la Iglesia, el día de Pentecostés. Y es por eso que la Iglesia nació “en salida”, es decir, misionera.

El Papa Francisco nos pide que: “La Iglesia quiere llegar a las familias con humilde comprensión y su deseo de acompañar a cada una y a todas las familias para que puedan descubrir la mejor manera de superar las dificultades que se encuentran en su camino”.

Francisco nos hace un llamado urgente: “La Iglesia «en salida» es una Iglesia con las puertas abiertas. Salir hacia los demás para llegar a las periferias humanas no implica correr hacia el mundo sin rumbo y sin sentido” EG. 46.

Hacia las periferias, no sólo las geográficas, sino también las periferias existenciales: las del misterio del pecado, las del dolor, las de la injusticia, las de la ignorancia y exclusión religiosa, las del pensamiento, las de toda miseria…

El cristiano debe dirigirse, sobre todo, a los pecadores, no a los sanos; a los alejados, al hijo pródigo, a aquellos que no habiendo conocido a Cristo se han visto privados del afecto del Padre. Y que están alejados del “centro”, que no es la Iglesia como institución, sino Cristo.

“Si la Iglesia entera asume este dinamismo misionero, debe llegar a todos, sin excepciones”.

A pesar de las dificultades que nos conseguimos en las familias, no debemos olvidar que todo el esfuerzo que podamos hacer será acompañado de la promesa de nuestro Señor Jesucristo, “estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo” (Mt. 28, 20).

El hecho de salir y descubrir lo que hay en las familias nos llenará de gozo, el poder ser testimonio delante de una sociedad que promueve una cultura de muerte. Podemos todos ser factores de esperanza, atendamos el llamado de la Iglesia a reconocernos como familia. Y en cada hogar, familia doméstica.

Un lugar privilegiado para comenzar esta tarea de salir hacia las periferias debe ser la Parroquia, “es preciso resaltar la importancia de la espiritualidad familiar, de la oración y de la participación en la Eucaristía dominical, y alentar a los cónyuges a reunirse regularmente para que crezca la vida espiritual y la solidaridad en las exigencias concretas de la vida” (AL. 223).

Diócesis de Guarenas - Abrazo en Familia 2016
Dinámicas y reflexiones de las distintas Parroquias
sobre los temas del “Abrazo en Familia” de este año.

Tema 5
El Abrazo en Familia, ocasión propicia
para fortalecer la Realidad Familiar

El abrazo en familia ha sido puente de unión, de fe y esperanza entre los miembros de la familia y el de su entorno. El Abrazo en Familia nos enseña y nos educa para buscar el bien de cada uno en la familia. Esto es vivir el evangelio porque imitamos al Señor en su familia.

La familia debe afrontar diariamente numerosas dificultades y pruebas: el egoísmo, la violencia, falta de tolerancia, el dolor, la enfermedad, la desesperanza en medio de numerosas necesidades. Ante esta realidad nos preguntamos: ¿Estas situaciones nos llevan a un encuentro con Dios o nos alejan? Quizás estas situaciones tan duras nos llevan a perder el control y la fe. Pero debemos aprender a confiar en Dios.

¿Qué podemos encontrar en la viuda de Sarepta?; en medio de la sequía ella creyó y confió, tuvo fe en Dios, y en esa casa no faltó el pan.

En ese sentido, la confianza en Dios viene a fortalecer la esperanza en la familia haciendo posible la alegría, la unión, la generosidad, el amor y todos los gestos y actitudes que contribuyen al desarrollo integral de la misma.

El abrazo en familia representa un espacio oportuno de encuentro donde la familia puede fortalecer la esperanza de la vida cristiana, que no es otra cosa que fundamentar la existencia en Cristo. De este modo, “si la familia logra concentrarse en Cristo, Él unifica e ilumina toda la vida familiar. Los dolores y las angustias se experimentan en comunión con la cruz del Señor, y el abrazo con Él permite sobrellevar los peores momentos…”

Hoy día en la sociedad en medio de la necesidad de cada uno; enfermedad, dolor, tristeza, angustia, hemos descubierto la grandeza del Señor, nos hemos acercado más a El en la súplica, en el agradecimiento, en la oración del uno por el otro; es allí donde el Abrazo en Familia nos hace abrir nuestros ojos para mirar las miserias, las heridas de tantos hermanos privados de la dignidad; nuestras manos estrechan las suyas para que sientan el calor de nuestra presencia, nuestra amistad y fraternidad. Que juntos podamos quitar la barrera de la indiferencia.

Los invitamos a continuar trabajando por la familia, a unirnos más como hermanos, a no desmayar, a fortalecernos cada día más en nuestro Señor, él nos da las herramientas, y en nuestras manos está trabajar con ellas y esforzarnos para que nuestras familias sean familias santas, donde crezca la armonía, el amor, el respeto y la confianza.

Diócesis de Guarenas - Abrazo en Familia 2016
Dinámicas y reflexiones de las distintas Parroquias
sobre los temas del “Abrazo en Familia” de este año.

Mensaje de + Fernando Castro Aguayo
Presidente de la Comisión de Familia e Infancia
de la Conferencia Episcopal Venezolana

“La alegría del amor nace en la familia”

Francisco, el pasado 19 de marzo, firmó la Exhortación Apostólica post sinodal llamada “La Alegría del Amor” (Amoris Laetitia). Es un documento elaborado a la luz de la reflexión en la Iglesia durante varios años y que trata de responder a las necesidades de la familia hoy en día.

Se trata de un documento que acoge situaciones reales de las familias, llamadas a vivir en el gozo del evangelio y, a la vez, amenazadas por muchos peligros. A lo largo del texto se mencionan, entre otros, el individualismo exagerado, la libertad entendida como actuar sin límites ni racionalidad, el olvido de que la familia es un proyecto de Dios sobre el hombre, en el olvido de la necesidad de la gracia de Dios para vivir en la familia, las concepciones desnaturalizadas de la afectividad, la ideología del género que se impone como un totalitarismo, el debilitamiento de la fe, la falta de condiciones de vivienda, trabajo y educación para los esposos y los hijos… Y así, un sinfín de dificultades que buscan destruir familias constituidas y producen miedo en los jóvenes a la hora de desarrollar un proyecto familiar.

Si acudimos a la Sagrada Escritura “está poblada de familias, de generaciones, de historias de amor y de crisis familiares”. El Papa nos invita a poner la mirada en Jesús y con fuerza señala que “ante las familias, y en medio de ellas, debe volver a resonar siempre el primer anuncio que es lo más bello, lo más grande, lo más atractivo y al mismo tiempo lo más necesario. El centro de la actividad evangelizadora es Jesucristo. Por eso quiero contemplar a Cristo vivo presente en tantas historias de amor, e invocar el Espíritu Santo sobre todas las familias del mundo” (AL 39).

Bajo esta perspectiva se inscribe el Abrazo en Familia 2016. La familia y el matrimonio son un reto para cada creyente y para la Iglesia. Ruego a Dios que estos temas que se proponen de un modo muy sencillo sean una oportunidad para crecer en “La Alegría del Amor”.

Que la Sagrada Familia de Nazaret guie nuestros pasos en este momento de nuestra Iglesia y de la Patria, para fortalecer a todos los hogares y familias de Venezuela.

 
Enlaces Relacionados
       Temas Especiales de Interés:
       Eventos Parroquiales:
       Informaciones Parroquiales:
 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org