santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
ESPECIALES DE INTERÉS
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

El Clavo

TEMAS DE INTERÉS

El Clavo

   País
   Venezuela
   Estado
   Miranda
   Municipio
   Acevedo
   Parroquia
   Rafael Arévalo González
   Ubicación
 
      Latitud
   10º13'47" N
      Longitud
   66º10'36" O
      Altitud
   72 msnm
   Código postal
   1241

EL CLAVO

El Clavo, pueblo ubicado en la zona sur este de la región de Barlovento, a la ribera del Tuy, por la carretera nacional entre Caucagua y el Guapo. Es capital de la parroquia Rafael Arévalo González, en el municipio Acevedo del estado Miranda, en Venezuela.

Su vegetación es boscosa, y posee un clima tropical con temperaturas que oscilan entre los 27º y 30º centígrados.

El Clavo ya existía desde la época de la colonia española, cuando pertenecía a la jurisdicción de Panaquire. En la zona, los terratenientes de esa época contaban con grandes haciendas de cacao, cultivadas y cosechadas por los esclavos provenientes del África, específicamente del Congo, Nigeria y Guinea.

A finales del siglo XIX, habiendo transcurrido más de cuarenta años de la abolición de la esclavitud, comenzaron a llegar a la zona de “El Clavo” otros pobladores, descendientes de esclavos provenientes de diversos lugares de Barlovento. Se trasladaron a estas tierras con la intención de trabajar la agricultura en las grandes haciendas de cacao que ya existían en este lugar, y de esta manera fundaron oficialmente la población de El Clavo.

El Clavo

Descripción del Pueblo “El Clavo”

La mayoría de los pobladores de El Clavo son humildes y trabajadores, también se caracterizan por su carisma y hospitalidad.

La siembra, recolección y venta de cacao representa una de las principales actividades económicas de esta población. Además de comercializar éste fruto, también se elaboran recetas a base de este producto, como las tradicionales bolitas de cacao, el chocolate de tasa, las barras de chocolate y un dulce típico de Barlovento conocido como el chirel de cacao.

Entre las comidas y dulces típicos del Clavo, podemos encontrar: la famosa cafunga, buñuelos de yuca, mazamorra, cachapas, baña'o, dulce de coco, majarete y el delicioso quema'o o quema'ito, bebida que se elabora al nacer un niño en la casa de los pobladores. También podemos citar las arepitas de coco y el delicioso matete (topocho cocido acompañado de aceite), el pescado fresco, seco o salado, acompañado de topochos, yuca o verduras, entre otros.

No podemos dejar de mencionar que El Clavo tiene buenos artistas, como la agrupación musical: “La Misma Sangre”, perteneciente a la familia Escobar Barboza, y que por más de cuarenta años consecutivos han dado alegría y promovido la cultura en todo el pueblo, animando musicalmente todas las festividades culturales, deportivas y sociales que se realizan.

El pueblo de El Clavo cuenta, única y exclusivamente, con una posada, perteneciente a la familia González. También está la tradicional parada de la señora Petra Pacheco, que tiene muchos años en la encrucijada del pueblo. Allí ofrece variedades de dulces y comidas para todos los visitantes y habitantes del pueblo, así como para los viajeros que se trasladan por la carretera nacional hacia y desde el oriente del país.

Si usted va hacia el oriente del país, puede detenerse en este bello y pintoresco pueblo que, con sencillez, le ofrecerá un sin fin de actividades deportivas, culturales y religiosas.

El Clavo

Límites Geográficos

  • Norte: entre el municipio Eulalia Buroz y
    la parroquia Capaya del municipio Acevedo.
  • Sur: Río Tuy.
  • Este: Caño Merecure y Boca Colorada.
  • Oeste: Quebrada Nazareno y Panaquire.
---------------------------------------------------------------------------------------

Iglesia Católica en El Clavo

Templo Santa Rosa de Lima - El Clavo
Templo “Santa Rosa de Lima” - El Clavo.

El pueblo del Clavo, cuenta con un hermoso templo católico en honor a “Santa Rosa de Lima”, ubicado frente a la plaza Bolívar, y al que, piadosamente, asisten a la Misa dominical los residentes de esta población.

En esta localidad son muy animadas las actividades religiosas, principalmente los vistosos “Velorios de Cruz de Mayo”, especialmente el que se celebra en la casa de la señora Martha Abello González, la tercera semana del mes de mayo; y el “Velorio de San Antonio de Padua”, el 13 de junio, en la hacienda de la familia Senjez, donde se canta toda clase de fulía.

Se celebran también en la población las fiestas en honor a “San Juan Bautista” el 24 de junio, conocida como los ‘Tambores de San Juan’. Desde el 01 hasta el 31 de diciembre, en la mayoría de las casas se cantan aguinaldos, parrandas y bailan la tradicional burriquita, también se celebran los ‘Santos Inocentes’ el 28 de diciembre, recorriendo todas las calles del pueblo, para cerrar con la tradicional parranda del 01 de enero que recorre todas las casas del pueblo.

La Semana Santa es celebrada con mucha solemnidad desde el Viernes de Concilio hasta el Domingo de Resurrección, día en el cual escenifican la tradicional ‘Quema de Judas’.

El día 30 de agosto, se celebran las fiestas patronales en honor a la religiosa Dominica “Santa Rosa de Lima”.

Santa Rosa de Lima - El Clavo

Santa Rosa de Lima - El Clavo

Santa Rosa de Lima
Isabel Flores de Oliva; Lima, 1586 - 1617

Religiosa peruana de la orden de los Dominicos, fue la primera santa de América. Tras haber dado signos de una intensa precocidad espiritual, a los veinte años tomó el hábito de terciaria Dominica y consagró su vida a la atención de los enfermos y niños, y a las prácticas ascéticas, extendiéndose pronto la fama de su santidad.

Venerada ya en vida por sus visiones místicas y por los milagros que se le atribuyeron, en poco más de medio siglo fue canonizada por el Papa Clemente X en 1671, que la declaró Patrona de Lima y Perú, y poco después de América, Filipinas e Indias Orientales.

Parroquia Eclesiástica
“Santa Rosa de Lima”
de El Clavo

Erigida Parroquia Eclesiástica
el 25 de febrero de 1957.

Santa Rosa de Lima

Desde la época colonial, la zona rural donde se encuentra localizado “El Clavo” fue evangelizada por los religiosos de la Orden de Predicadores (Dominicos). Quizás por esto, la población tiene el patrocinio celestial de Santa Rosa de Lima, santa emblemática de los Dominicos.

El día 25 de febrero del año 1957, fecha en la que Venezuela se encontraba envuelta en un proceso político complejo a causa de la dictadura de la época, a petición de los religiosos Dominicos que evangelizaban en los asentamientos campesinos de lo que es hoy en día El Clavo, se crea la actual Parroquia Eclesiástica “Santa Rosa de Lima”. Por casi 30 años los ‘padres Dominicos’ se encargaron de predicar, de forma ejemplar, el evangelio de Jesucristo en esta parroquia de Barlovento.

Misioneros de la Consolata - El Clavo

A mediados de los años 80 llegan a esta zona de Barlovento, un equipo de los “Padres Misioneros de la Consolata”, por ser una tierra propicia para su labor misionera.

El equipo de los Misioneros de la Consolata que trabaja en El Clavo, Tapipa y Panaquire, a través de los años se ha visto en la necesidad de aplicar el plan de renovación pastoral de la actual Diócesis de Guarenas, y adaptarlo a una pastoral interparroquial con líneas comunes entre estos tres pueblos y sus caseríos aledaños.

El 23 de junio de 2007, con la asistencia de 20 participantes, se realizó en Tapipa una primera ‘Asamblea Parroquial’, en la que participaron los representantes de la comunidad cristiana con la intención de conocer la realidad parroquial, y ver las líneas de acción pastoral a seguir para la renovación de la vida cristiana en la comunidad. Uno de los desafíos a partir de esa fecha para los “Misioneros de la Consolata”, ha sido motivar “a las 99 ovejas” que están fuera del “redil” a participar con la “única oveja” que está dentro.

---------------------------------------------------------------------------------------

Semillas de Cacao - El Clavo

El Cacao en “El Clavo”

Tomado del Portal Web “kafungamania”
Escrito por: María Teresa Pacheco
http://www.actiweb.es/kafungamania/

A las siete de la mañana, aproximadamente, comienzan a trabajar las recolectoras y recolectores de cacao en la hacienda “Santa María”, ubicada en la entrada del pueblo “El Clavo” en el estado Miranda. Hay mañanas frescas, mañanas calurosas, mañanas lluviosas pero, de cualquier modo hay que comenzar el trabajo en el campo, las campesinas y campesinos toman camino, y se adentran en la hacienda.

Las matas están cargadas, sus frutos están allí, expuestos para ser recolectados, estamos en el mes de enero.

La hacienda “Santa María” es una de las más productivas y antiguas de la parroquia “Rafael Arévalo González”. Allí se recolectan aproximadamente de 800 a 900 sacos de cacao anualmente, dependiendo de la cosecha y del buen tiempo.

En esta hacienda, como en las otras que existen en los alrededores del pueblo, existen dos tipos de faena, una de ellas la realizan los que recolectan el cacao directamente de las matas, llamadas recogedoras; la otra faena es llevada a cabo por quienes reciben el cacao, y son los que tienen el deber de realizar el secado en el patio durante varios días. Las personas dedicadas a estas faenas han sido llamadas a través del tiempo como peones.

Los peones reciben los canastos de cacao que traen las recolectoras, vacían el contenido en unos tanques especiales para fermentar el fruto, allí dura varios días dándole vueltas, luego es tendido en los patios y expuesto al sol hasta alcanzar su estado óptimo.

El Cacao - El Clavo

En los siglos XVII y XVIII, Venezuela ocupó las primeras posiciones a nivel mundial como productor y exportador de cacao, llegándose a comercializar hasta diez mil toneladas o más durante estos siglos.

Los dueños de las grandes haciendas de cacao eran llamados por el campesino humilde como “grandes cacaos”, debido a que el producto económico era tal que representaba un símbolo de poder social, político y económico.

Con la abolición de la esclavitud y las consecuencias de la guerra federal, comienza el proceso de disgregación de las grandes plantaciones de cacao. Ya en el siglo XX, cuando Venezuela deja de ser un país agrícola y se convierte en un país petrolero, el campo es abandonado, pero la siembra, recolección y comercialización del cacao continuó en nuestra región barloventeña, especialmente en El Clavo, parroquia “Rafael Arévalo González”, municipio Acevedo del estado Miranda.

---------------------------------------------------------------------------------------

Carretera entre El Guapo y el Clavo

El día que El Clavo
fue elevado a Parroquia

Tomado del Portal Web “kafungamania”
Escrito por: Rubén A. Márquez Muñoz
http://www.actiweb.es/kafungamania/

Al amanecer del día 15 de marzo de 1839, la población de “El Clavo” está de fiesta, se escuchan los fuegos artificiales, los habitantes celebran, la alegría es manifiesta, debido a que, en este día, “El Clavo” asciende política y administrativamente a la categoría de municipio Panaquire, a quien estuvo ligado desde finales del siglo diecinueve.

Todo el pueblo se hizo presente aquel memorable día, a las once de la mañana, cuando se dio inicio a la sesión solemne que sellaría la independencia de “El Clavo”, y sería elevado a la condición de municipio.

El distrito Acevedo, como órgano rector, fue el encargado de dirigir esta sesión solemne, en presencia y representación del poder legislativo de los ciudadanos, señores, Jesús E. Trincado y Rafael Blanco, presidente y secretario, respectivamente del consejo del distrito Acevedo.

La representación del poder ejecutivo contó con la presencia de los ciudadanos, señores, Simeón Torres y Carlos Rojas, jefe civil y secretario, respectivamente del despacho de la jefatura del distrito Acevedo.

En un momento especial de la sesión solemne se hace el anuncio del nombre de Rafael Arévalo González, cómo el epónimo de este nuevo municipio, persona ésta hijo de Barlovento, nacido en Río Chico, distrito Páez del estado Miranda.

Los límites jurisdiccionales del nuevo municipio Rafael Arévalo González quedaron demarcados de la siguiente manera: por el norte con los municipios Capaya y Eulalia Buroz, por el sur con el rió Tuy, por el este con Caño Merecure y Boca Colorada, y por el oeste con quebrada Nazareno y con la población de Panaquire; siendo a su vez conformada su extensión territorial por los caseríos, Marcelo, Merecure, Remolino, Pele el Ojo, Merecure las Tejas, Urape, la Concepción, Caño Negro, las Chaguaramas (hoy potrero Rubin - 2015).

Se procede luego a hacer los respectivos nombramientos de las autoridades que rigieran los destinos del naciente municipio Rafael Arévalo González.

Poder ejecutivo, Domingo Machado Heredia, jefe civil, Antonio Senges Verdú, secretario del despacho de la jefatura civil.

Poder judicial del despacho de la jefatura civil, doctor, señor Ubaldo González Henríquez como juez; señor José Isabel Ugueto como secretario del juzgado.

Poder legislativo, señor Pedro Rodríguez Ocampo como presidente de la junta comunal. El señor Jorge A. Mendoza como síndico. Los señores Pedro Peña Rodríguez y Victorio Mejías como vocales y como secretario el señor Julián Martín Ortega.

---------------------------------------------------------------------------------------

Parranda del Primero de Enero - El Clavo

Parranda del Primero de Enero - El Clavo
Parranda del 01 de Enero - El Clavo.

Tote - Parranda del 01 de Enero

Ésta es una agrupación musical conformada por los hermanos Gómez, quienes organizan una parranda todos los 01 de enero, para celebrar salida del año viejo y la entrada del nuevo año. Con toques de parrada van recorriendo todo el pueblo de El Clavo, amenizando las fiestas que se celebran en esta fecha. Esta parranda ha contribuido a mantener esta tradición del pueblo de El Clavo.

 
Enlaces Relacionados
       Temas Especiales de Interés:
 

PRINCIPIO

 

Nota: Página actualizada en el año 2017

info@santuariodelasmercedes.org