santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
ESPECIALES DE INTERÉS
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

Tapipa

TEMAS DE INTERÉS

Platos y Dulces Típicos, Conjuntos Musicales, Artistas y Cantantes,
Grupos de Danzas, Actores de Teatro, Historiadores,
Comediantes, Cuentistas, Escultores,
Artesanos, Escritores, Pintores.

En Tapipa se realizan
todas las manifestaciones culturales.

Monumento a la Mujer Barloventeña
Monumento a la Mujer Barloventeña.

TAPIPA
Cuna del Talento Barloventeño

Tapipa es un centro poblado dedicado principalmente al cultivo de cacao, también se cultivan café, plátanos, tubérculos y caña de azúcar. Fue fundado por el obispo Mariano Martí, en sus visitas pastorales a la zona en 1784, con el nombre de Parroquia San Juan Nepomuceno del Valle de Tapipa.

El nombre del pueblo proviene de la lengua Arawak: TAP-IPA; y en Mandawaca, que significa: Piedra Quemada.

Tapipa es reconocido por sus festividades tradicionales y religiosas, donde se funden la cultura africana con lo místico y lo religioso católico. Es de mucho arraigo en la zona conseguir historias relacionadas con La Sayona, el Ánima Sola, las Mulas Meneadas, espantos y demás fantasmas.

En la actualidad Tapipa cuenta con 13 calles, un terminal de pasajeros, una plaza; existen agrupaciones musicales, de danza y percusión; tradiciones como la del Entierro de la Sardina, previa a la Semana Santa, entre muchas otras expresiones culturales que enaltecen al pueblo y a sus habitantes.

Tapipa está a 35 metros sobre el nivel de mar. Ocupa una superficie de 450 metros cuadrados. Cerca de ella transcurre el río Tuy y el río Cuira.

Camino para el río Cuira por las areneras
Camino para el río Cuira por las areneras.

Historia

Tapipa fue fundado por el obispo Mariano Martí en sus visitas pastorales a la zona un 20 de enero de 1784, con el nombre de Parroquia San Juan Nepomuceno del Valle de Tapipa.

Su Excelencia en compañía de su sequito episcopal, embarco en un bongo (canoa) como de 20 varas, el cual iba conducido por 6 peones bongueros; dicha embarcación donde iba el obispo, recorrió por varios días las riberas del río Tuy, cumpliendo su cometido de fundar pueblos; y al llegar a un sitio, en el cual desembocaban turbulentas aguas conocidas como el río Cuira, y por el margen opuesto del Tuy, una quebrada navegable vertía sus aguas de color castaño obscuro, haciendo juego con la almendra dorada del cacao. Ese sitio era Tapipa, nombre heredado de la voz indígena.

Plaza Ribas
Plaza Ribas.

Entre 1937 y 1938 se instalaron unas oficinas de telégrafos y de la red telefónica, una fábrica de tejas para techos, tinajas y budares, llevada por el artesano Cristelo Muñoz, una escuela de música y una oficina de correos entre otras instituciones, que favorecieron el desarrollo económico y cultural de la zona.

Es importante resaltar la labor comunitaria del señor Martín Hernández Blanco, quien fue el que promovió la construcción del templo del pueblo y del grupo escolar, sin escatimar ningún tipo de esfuerzo para alcanzar estas obras.

En 1941 se construye el dispensario donde se prestaban servicios, tanto a la población local como a los pobladores de las zonas aledañas. En 1944 se culminaron las obras de la carretera que comunica a Tapipa con Caucagua, constituyendo esto un paso importante para el desarrollo de la población.

Iglesia Católica en Tapipa

Templo de San Juan Nepomuceno
Templo de “San Juan Nepomuceno”.

Templo de San Juan Nepomuceno

El primer templo de Tapipa se fundó el 9 de septiembre de 1786. Posteriormente sufrió una serie de modificaciones y reparaciones entre los años 1790 y 1804. Para 1919 la edificación era de una nave sin torre y las paredes estaban desniveladas. El templo se destruyó en ese periodo debido a problemas estructurales en sus muros. Posteriormente el templo fue reconstruido por iniciativa de los habitantes de la zona, quienes consiguieron los recursos económicos y los materiales para su construcción. Aunque la obra no fue concluida, se completó por los oficios del gobernador Esteban Agudo Freites en 1955.

Templo de San Juan Nepomuceno

Su estructura está compuesta por 3 naves; lo que se evidencia desde la fachada principal, debido a que presenta 3 grandes portales de acceso con cerramientos de madera en cada uno de estos. La puerta central se encuentra coronada por un rosetón que permite la entrada de luz dentro del recinto, el cual al mismo tiempo es rematado por la espadaña, que sirve como elemento contenedor de las 4 campanas del templo.

Las imágenes de los santos fueron adquiridas por una donación hecha por el señor Emiliano Hernández en 1956, celebrándose los oficios de Semana Santa. Desde los tiempos de su apertura, se le han ido elaborando obras pictóricas en cada uno de sus altares menores. Estas pinturas representan a San Juan Nepomuceno dentro de un nicho y en gran formato, junto a la Magdalena.

La estructura posee un gran valor histórico, además de la devoción que le tiene el pueblo católico de Tapipa, por ser uno de sus sitios importantes de veneración.

San Juan Nepomuceno

San Juan Nepomuceno

Desde su muerte, San Juan Nepomuceno fue considerado patrono de los confesores, porque prefirió morir antes que revelar los secretos de la confesión. También ha sido considerado patrono de la buena fama, porque prefirió el martirio, pero no permitió que la buena fama de una penitente fuera destrozada.

San Juan Nepomuceno nació en Nepomuk, Bohemia (actual República Checa), en 1345. Desde niño fue objeto de las divinas predilecciones: padres santos, inteligencia y bondad, vocación sacerdotal, dones de profecía y milagros. Fue predicador y canónigo. La emperatriz de Bohemia, Juana de Holanda, lo escogió como confesor.

San Juan es el mártir del secreto de la confesión y patrono de la buena fama. No resulta fácil acercarse al sacramento de la penitencia. Por eso, Dios da una gracia especial al sacerdote para guardar el secreto de la confesión. El velo sagrado del sigilo sacramental jamás se ha descorrido. Ya lo afirmaba así San Juan Climaco en el siglo IV.

Wenceslao, rey de Bohemia, era un monstruo, más que una persona. Cuando le acusaban de ser otro Nerón, decía que si no lo había sido, lo sería en adelante. Le presentaron una vez un ave mal asada. Y sin dar más explicaciones mandó asar al pobre cocinero. La historia le llama beodo y holgazán, pero debía llamarle la ‘Bestia del Apocalipsis’. Se complacía en afirmar, y tenía razones para ello, que el verdugo era su mejor camarada.

Vivían en Palacio dos personas: su esposa, la Emperatriz, y Juan Nepomuceno, su confesor y director espiritual. Algún envidioso susurró al oído del rey una infame sospecha gratuita sobre la infidelidad de la Emperatriz. Y Wenceslao quedó presa de terribles celos, que ni la dulce presencia de su esposa, ni la santidad del confesor podían disipar.

Un día vio el rey que la reina se confesaba con el padre Juan Nepomuceso, y que luego iba a comulgar. Entonces Wenceslao concibió el diabólico plan de asegurarse de la fidelidad de su esposa. Mandó llamar al confesor.

—Padre Juan, vos conocéis la duda terrible que me atormenta, vos podéis disiparla. La Emperatriz se confiesa con vos. Me bastaría una palabra…

—Majestad, contesta el Confesor ¿cómo es posible que me propongáis tal infamia? Sabéis que nada puedo revelar. El secreto de confesión es inviolable.

Juan sabe que le va en ello la vida. Nadie ha contradicho nunca al tirano. Sólo Juan otra vez se atrevió a oponerse a sus planes.

—Padre Juan, vuestro silencio quiere decir que renunciáis a vuestra libertad.

—Jamás consentiré en tal sacrilegio. Mandad cualquier otra cosa. En esto digo lo mismo que San Pedro: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”.

Pocas horas después Juan es arrojado a la cárcel. Es sometido a terribles torturas para hacerle ceder. La reina obtiene la libertad y le cura sus heridas. Aun pudo predicar en la catedral, anunciando su muerte. Pues sabe que el tirano nunca le perdonará.

Poco después Juan había ido a postrarse a los pies de Nuestra Señora de Bunzel. Wenceslao le tiende una trampa para la vuelta. Los verdugos esperan al Mártir junto al puente y lo arrojan al río Moldava. Aún está allí la estatua para ejemplo y recuerdo. Era el 19 de abril de 1393. Las gentes decían que el río se tiñó de purpúreo y celestial resplandor, como anuncio de la gloria del Mártir.

Fiestas Patronales de San Juan Nepomuceno

Las Fiestas Religiosas en Tapipa son muy hermosas. La Misa Solemne es celebrada por el obispo de la Diócesis, y sacerdotes de otros pueblos de Barlovento.

Los pobladores quieren a San Juan Nepomuceno y muchos colaboran para que todo salga bien. Algunos aportan flores, velas, cohetes y hasta la música; y otros ayudan arreglando la imagen de San Juan Nepomuceno.

Desde el año 2004, se formalizó la Sociedad de San Juan Nepomuceno, que es la cofradía religiosa encargada de la organización de las actividades religiosas, en honor al santo patrón de Tapipa.

San Juan Nepomuceno

San Juan Bautista de Tapipa
San Juan Bautista de Tapipa.

100 Banderas para San Juan Bautista

La cultura en la población de Tapipa, se pone de manifiesto con las 100 Banderas para San Juan Bautista, el 24 de junio, a través de un paseo por las calles con el toque de parrandas.

Este actividad nace por la inquietud de los coordinadores de la Casa de la Cultura José Félix Ribas, de esta comunidad, en su afán de reeducar a los habitantes, para valorizar sus costumbres típicas, que hacen fortalecer y estructurar su identidad y su sentido de pertenencia, para su dignificación.

En el año 1950, en el periódico El Universal, un reconocido periodista, resaltó que Tapipa es el único pueblo en Venezuela, que festeja esta manifestación a través de Parrandas.

Siempre cercano al día 24 de junio, los moradores del sur, emprendían su viaje a este pueblo de Tapipa con tambores, y traían variedad de muestras de su gran cosecha para ofrendarla al Santo; para que esta se las convirtiera en abundancia, prosperidad, riqueza y bienestar, para los que en bien participasen de las mismas.

Estas personas venían bien ataviadas de vestidos floreados, pantalón caqui, camisa blanca, pañuelo rojo.

En esta actividad se usan franela roja, pantalón blanco y una bandera del color de su preferencia. Además, tener una imagen del Santo en cada calle, como señal de parada; en ésta se le rendiría honor con un toque y canto de cule'puya, mina o con quitiplá. Todo esto con el objetivo de rendir homenaje a San Juan Bautista.

San Juan Bautista es venerado en Tapipa, para que haya mucha abundancia, prosperidad, bienestar y progreso para esta población, que día a día se ciñe como “la Cuna del Talento Barloventeño”.

100 Banderas para San Juan Bautista
100 Banderas para San Juan Bautista.

Casa de la Cultura de Tapipa
Calle Real al lado de la Prefectura

Fue edificada en 1972. El diseño de la casa es de arquitectura moderna. En su fachada principal se puede observar el acceso coronado por una cubierta a modo de una marquesina con frontis, construida en concreto armado. En su interior se encuentra un corredor principal que sirve de distribución a los diferentes espacios de la casa.

La casa está compuesta por los siguientes espacios: el derecho que contiene un espacio con varios ventanales y el izquierdo con un solo ventanal, el cual se abre hacia el jardín ubicado detrás de los dos salones. Al final del corredor se encuentra el auditorio, con 2 sanitarios laterales y 2 camerinos. En su interior se conservan algunos elementos tradicionales.

En esta casa se han realizado numerosas celebraciones de la localidad, tales como: Carnaval, día de la Juventud, Semana Santa, festivales folklóricos y fiestas navideñas.

Casa de la Cultura de Tapipa
Casa de la Cultura de Tapipa.

Plaza Ribas
Calle Girardot con calle Real de Tapipa

La plaza Ribas de Tapipa está ubicada entre la calle Girardot y la calle Real de esta población.

Posee el busto del general José Félix Ribas, su pedestal está construido en granito y posee la siguiente inscripción: “Ilustre prócer de la independencia, héroe de Niquitao y Los Horcones, vencedor de los tiranos en la victoria”. En la parte posterior del pedestal “Donado en 1951 por el Gobierno Nacional al municipio Ribas”. Así mismo en la base del busto dice: J. Roversi Succ. Bologna - Caracas.

Esta plaza tiene 17 bancos de cemento, 8 faroles y un pavimento en cemento con caicos incrustados.

Desde hace tiempo la población de Tapipa celebra el 12 de febrero, en honor a José Félix Ribas. Esta conmemoración se debe a que es la única parroquia que lleva su nombre, y por ser la que tiene el busto de dicho prócer. Representa un símbolo que refleja la importancia de este personaje histórico, que se destacó en varias batallas, una de ellas fue la batalla de la Victoria o de la Juventud, dejando sembrado dentro de los jóvenes, lo que es el coraje y la voluntad.

Además de lo antes mencionado, este lugar sirve como espacio de recreación para los niños y adultos de la zona.

Plaza Ribas de Tapipa
Plaza Ribas de Tapipa.

Plaza Girardot
Calle Girardot con calle principal

Esta plaza fue fundada hace más de cien años.

Tiene un basamento de rocas y ladrillos, 5 bancos de cemento en condiciones regulares, su pavimento es de gravillas y posee una mata de mango en el área central. La plaza está rodeada de balaustres prefabricados en concreto, y de áreas verdes compuestas por palmeras y otros arbustos.

Anteriormente fue usada como parada, cuentan que allí colocaban los burros con cargas que venían de Puerto Toralito, en las riberas del Tuy.

Actualmente es uno de los importantes espacios urbanos dentro de la población de Tapipa, pues en ella se celebran las fiestas populares, sirviendo así, como sitio recreacional y de encuentro para niños, jóvenes y adultos.

Plaza Girardot de Tapipa
Plaza Girardot de Tapipa.

Casa Zaragoza Hernández
Calle Real de Tapipa s/n, cerca de la tarima Dominga Delgado
Propietario: Zaragoza Hernández

Se trata de una casa construida en el año 1940, en estilo colonial.

El 90% de la casa fue construida con paredes de barro y caña; similar a las casas construidas en la zona con bahareque, y el otro 10% de la casa lo constituye una ampliación contemporánea, a base de bloques de cemento.

Casa Zaragoza Hernández

Casa Zaragoza Hernández

La cubierta que originalmente era de caña amarga, fue sustituida, además de sus pisos de baldosas de cemento, con dibujos.

A la casa se entra a través de un zaguán, y su interior consta de 4 habitaciones, a las cuales se accede por medio de un corredor en forma de U que rodea el jardín interno. Las puertas y ventanas del interior de la casa, así como la principal, son de madera.

La presencia del jardín en el interior de la casa le genera un clima agradable.

Casa Zaragoza Hernández
Casa Zaragoza Hernández,
construida en el año 1940.

Monumento a la Mujer Barloventeña

Monumento a la Mujer Barloventeña
Monumento a la Mujer Barloventeña en Tapipa.

Camino para el río Cuira

Camino para el río Cuira por las areneras
Camino para el río Cuira por las areneras.

 
Enlaces Relacionados
       Temas Especiales de Interés:
 

PRINCIPIO

 

Nota: Página actualizada en el año 2017

info@santuariodelasmercedes.org