santuariodelasmercedes.org  
Portal Oficial, Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes”, Río Chico
Diócesis de Guarenas
ESPECIALES DE INTERÉS
 
CIBERNAUTAS
DE CRISTO
 
 

Halloween

TEMAS DE INTERÉS

10 Busquen lo que agrada al Señor.
11 No tomen parte en las obras de las tinieblas,
donde no hay nada que cosechar;
al contrario, denúncienlas.
12 Sólo decir lo que esa gente
hace a escondidas da vergüenza;
13 pero al ser denunciado por la luz se vuelve claro,
y lo que se ha aclarado llegará incluso a ser luz.
(Efesios 5, 10-13)

Entonces conocerán la Verdad,
y la Verdad los hará libres.
(Juan 8, 32)

Linterna de Jack (la calabaza de Halloween)

Verdadero origen de la Fiesta de Halloween
Linterna de Jack (la calabaza de Halloween)

Aproximadamente trescientos años antes del nacimiento de Cristo, los celtas vivieron en las Islas Británicas, Escandinavia y Europa Occidental. Eran una sociedad como cualquiera de las de hoy, pero sus usos y costumbres fueron controlados por una sociedad de sacerdotes paganos llamada los druidas. Ellos adoraban y servían a Samhain, dios de la muerte.

Cada año, el 31 de octubre, los druidas celebraban la víspera del año nuevo céltico en honor de su dios Samhain. Las raíces paganas de la celebración se atribuyen a la celebración celta de «Samhain» del culto a los muertos. Se trata de una tradición anterior a la invasión de los romanos (46 a.c.) en las Islas Británicas, enmarcada en la religión de los druidas en Inglaterra, Francia, Alemania y en los países célticos.

Si bien se sabe poco de estas celebraciones, parece que las festividades del Samhain se celebraban muy posiblemente entre el 5 y el 7 de noviembre (a la mitad del equinoccio de verano y el solsticio de invierno) con una serie de festividades que duraban una semana, finalizando con la fiesta de «los muertos», que daban inicio al año nuevo celta. En esta fiesta, los druidas, a manera de médiums, se comunicaban con sus antepasados esperando ser guiados en esta vida hacia la inmortalidad. Los druidas creían que en esa noche en particular los espíritus de los muertos regresaban a sus antiguos hogares para visitar a los vivos. Y si los vivos no proveían comida a estos espíritus malignos, toda clase de cosas terribles podrían ocurrirles. Si los espíritus malignos no recibían un festín (treat), entonces ellos harían travesuras malas a los vivos (trick).

Trick-or-treat, treta o trato.
Origen del “dulce o travesura”

Los sacerdotes druidas iban de casa en casa exigiendo alimentos y en algunos casos niños y vírgenes para ofrendar en sacrificio a su dios Samhain en el festival de la muerte, si se los daban se hacía un trato (treat) y se iban en paz. Si la gente de la aldea no daba a los druidas el alimento o persona que exigían, se lanzaba una maldición sobre la casa entera y según ella, alguien de esa familia moriría ese año. Esa era la trampa o treta (trick).

Jack-O-Lantern
(La calabaza que simboliza Halloween)

Los druidas llevaban con ellos un nabo grande, el cual habían ahuecado en el interior, con una cara tallada en el frente, para representar el espíritu demoníaco del que recibían su poder y conocimiento, mismo que se encargaría de ejecutar toda maldición e iluminar su camino. Este espíritu se llama “espíritu familiar”. El nabo, encendido por una vela dentro, era una linterna para los druidas por la noche. Ellos llamaron “Jock” al espíritu de la linterna.

Cuando estas prácticas llegaron a Norteamérica en los siglos 18 y 19, los colonizadores hallaron que los nabos no eran tan grandes, así que los substituyeron por calabazas. Desde entonces a esta figura tan representativa del Halloween se le llamó “Jock, el que vive en la linterna” y después vino a ser “Jack-O-Lantern” o Linterna de Jack.

Linterna de Jack (la calabaza de halloween)
Linterna de Jack
(La calabaza que simboliza Halloween)

En el siglo VIII, la Iglesia estableció el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, en inglés “All Saints Day” y anteriormente “All Hallows Day”, de donde deriva posteriormente la palabra Halloween, que proviene de “All Hallows Eve” que significa precisamente, “Noche de Todos los Santos”, y los paganos se aprovecharon esta fecha para revivir la tradición celta. Sin embargo, esta tradición europea se difundió más por todo el mundo a través de Estados Unidos, con el desarrollo tecnológico. Desde el siglo IV la Iglesia de Siria consagraba un día a festejar a «Todos los Mártires». Tres siglos más tarde, el Papa Bonifacio IV (615) transformó un templo romano dedicado a todos los dioses (panteón) en un templo cristiano dedicándolo a «Todos los Santos», a todos aquellos que nos habían precedido en la fe.

La fiesta en honor de Todos los Santos, inicialmente se celebraba el 13 de mayo; fue traspasada por el Papa Gregorio III (741) al 1 de noviembre, día de la «Dedicación» de la Capilla de Todos los Santos en la Basílica de San Pedro en Roma. Más tarde, en el año 840, el Papa Gregorio IV ordenó que la fiesta de «Todos los Santos» se celebrara universalmente. Como fiesta mayor tuvo su «vigilia» solemne (31 de octubre). Esta vigilia fue llamada por los ingleses «All Hallow\'s Even» (Vigilia de Todos los Santos). Aquí encuentra su origen el término «Halloween».

Por otro lado ya desde el año 998, san Odilón, abad del monasterio de Cluny (en el sur de Francia) había añadido la celebración del 2 de noviembre, como una fiesta para orar por las almas de los fieles que habían fallecido, por lo que fue llamada fiesta de los «Fieles Difuntos» la cual se difundió en Francia, y luego en toda Europa.

Las iglesias fueron inundadas con los paganos no convertidos, que traían todas sus prácticas e ideas paganas a la Iglesia incluyendo “el festival de Samhain” y exigieron que este festival siguiera siendo parte de sus vidas. La Iglesia para eliminar las prácticas paganas de la gente, decidió usar “a su modo” algunas de ellas, especialmente este ritual del 31 de octubre.

Linterna de Jack (la calabaza de Halloween)

En el siglo IX, el Papa instituyó un nuevo día para ser celebrado por la Iglesia el 1 de noviembre, llamándolo “día de todos los Santos” (All Hallows Day). Este día celebra a todos los mártires y santos de la Iglesia católica, y el 31 de octubre se convirtió en su víspera. Ahora la gente podría tener su festival el 31 de octubre, porque el 1 de noviembre era un día “santo”.

La cultura popular llamó a la celebración el “All Hallomas” y con el paso del tiempo a la tarde anterior al 1 de noviembre se le conoció como “All Hallomas Eve”, evolucionando poco a poco como “All Hallow\'s Eve”, “All Hallowed Eve”, “All Hallow E\'en” (evening), y finalmente Halloween.

Pero nada cambió. La observancia pagana continuó el 31 de octubre, y el día de fiesta “cristiano” fue observado el 1 de noviembre. La gente no celebró sus ritos y adoración paganos a los demonios para esta “nueva víspera” establecida por la Iglesia.

Linterna de Jack (la calabaza de Halloween)

La festividad de Halloween fue introducida en Estados Unidos por los primeros inmigrantes irlandeses (pueblo de origen celta). En ese país se popularizó y se extendió rápidamente al resto del mundo, convertido además en un lucrativo negocio.

Significado oculto

La fiesta de Halloween, es decir, “el festival de Samhain”, todavía es hoy celebrado oficialmente por los satanistas, ocultistas, y adoradores del diablo como la víspera del año nuevo de la brujería.

Las fechas importantes para los satanistas

Las fechas importantes, según la iglesia satánica relacionista, son:

  • Febrero 2: Noche de candelas.
  • Marzo 21: Equinoccio de la primavera.
  • Abril 13: Cumpleaños de Satán.
  • Abril 30: Inicio de la estación esotérica.
  • Julio 24: tercera noche de tregenda.
    Se profieren maldiciones y maleficios contra enemigos.
  • Julio 31: rechazo de la influencia de los maleficios externos.
  • Septiembre 29: Equinoccio de otoño.
  • Octubre 31: Día de Satanás. Inicio año nuevo satánico.
  • Diciembre 21: Primera noche de tregenda,
    mezcla de ritos demoníacos con ritos de paganismo precristiano.

Según la página web oficial de la iglesia de Satán, cada satanista debe de vestir ropas de Halloween el día de su cumpleaños y para ciertas ceremonias. Cada vez que se visten ropas de Halloween se está participando en prácticas ocultas dedicadas a Satanás.

“The Satanic Bible”, por Anton Szandor LaVey, acerca del Halloween dice: “Se decía que los malos espíritus, fantasmas, brujas, hechiceros, etc., estarían ejercitando sus “artes” de la forma más pomposa y abierta. En esta noche, se decía, la frontera entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos se hacía más frágil. Los viejos tomarían sus precauciones para proteger sus hogares de los poderes de estas entidades, mientras que los más jóvenes harían fiestas, buscarían indulgencia en placeres carnales, y buscarían adivinos para que les ayudaran a encontrar su compañero adecuado”.

Tolerancia al Satanismo

Como se podrá apreciar, no hay nada de simpático en este tipo de celebraciones en las cuales se pretende involucrar masivamente a los niños, seguramente con el propósito de desarrollar en ellos un grado mayor de tolerancia y no cuestionamiento frente a estas prácticas.

Con nuestro tradicional doble estándar, por una parte se rasgan vestiduras frente a la presencia de supuestas “sectas satánicas” y se discrimina o persigue a jóvenes metaleros o góticos, pero por otra parte, se alienta profusamente la participación en toda clase de actividades relacionadas con esta fecha con el apoyo de fuertes campañas de marketing.

En no pocos sectores, grupos de padres y apoderados se han organizado para contrarrestar la influencia de Halloween por medio de la celebración del “día de todos los santos” lo cual rescata aspectos positivos como el disfrazarse, pero dándole un sentido opuesto al de terror y muerte promovido por esta tradición importada.

Linterna de Jack (la calabaza de Halloween)

Testimonio sobre Halloween de una conversa del satanismo

Tras convertirse al catolicismo luego de practicar durante varios años el satanismo y el esoterismo, Cristina Kneer de Vidal, residente de Hermosillo, México, explicó que la fiesta de Halloween es la más importante para los cultos demoníacos, pues además de iniciarse el nuevo año satánico, “es como si se celebrara el cumpleaños del diablo”.

La ex astróloga afirmó que la noche de Halloween no debe celebrarse por ningún católico pues, entre otras cosas, es la fecha en la que los grupos satánicos sacrifican a jóvenes y niños. “No quiero asustar a nadie, todo el mundo es libre de creer lo que quiera, pero mis palabras deben ser tomadas en cuenta, por lo menos pido que me escuchen, razonen y decidan”, afirmó.

“Miles de personas han adoptado sin saberlo una costumbre satánica y con ello están propiciando el crecimiento del satanismo en México y en las grandes urbes”, agregó Kneer y explicó que “son temas poco conocidos, practiqué la meditación y aunque ahora me arrepiento, llegué a abominar a Dios”.

10 Busquen lo que agrada al Señor.
11 No tomen parte en las obras de las tinieblas,
donde no hay nada que cosechar;
al contrario, denúncienlas.
12 Sólo decir lo que esa gente
hace a escondidas da vergüenza;
13 pero al ser denunciado por la luz se vuelve claro,
y lo que se ha aclarado llegará incluso a ser luz.
(Efesios 5, 10-13)

Entonces conocerán la Verdad,
y la Verdad los hará libres.
(Juan 8, 32)

 
Enlaces Relacionados
       Temas Especiales de Interés:
       Informaciones Parroquiales:
 

PRINCIPIO

 
info@santuariodelasmercedes.org